Los vientos solares podrían arrasar redes eléctricas mundiales


Un agujero en la atmósfera del Sol podría causar una enorme tormenta geomagnética, capaz de interferir en las redes eléctricas y los satélites alrededor del mundo entre los días 23 y 24 de abril.

Los agujeros coronales son aperturas en el campo magnético del Sol que permiten que los vientos solares escapen. Estos vientos, por su parte, pueden causar perturbaciones temporales en la magnetosfera terrestre: las denominadas tormentas geomagnéticas.

El telescopio espacial Solar Dynamics Observatory (SDO) de la NASA ha registrado imágenes de un gran agujero coronal que enviará vientos solares hacia la Tierra. Según las estimaciones, la probabilidad de que se genere una tormenta magnética ronda el 75%.

Estas tormentas son las responsables de crear impresionantes auroras polares, pero, paralelamente, también podrían causar graves estragos en los sistemas de radares y satélites, así como en los servicios de telefonía, internet y navegación.

Los principales afectados por las tormentas geomagnéticas serán los usuarios de la red eléctrica y de las señales de radio que se reflejan o pasan a través de la ionosfera, detalló Daily Mail.

Fuente

Un enorme iceberg 'visita' la costa de Canadá


Una pequeña localidad en Newfoundland (Canadá) se ha convertido de repente en un foco turístico gracias a un nuevo 'visitante': uno de los primeros icebergs de la temporada.

Durante el fin de semana de Pascua, la carretera junto al pueblo de Ferryland fue bloqueada al tráfico, informa la BBC. Fotógrafos profesionales y aficionados se agolpaban para hacerle fotos a la enorme masa de hielo.

La zona de la costa de Newfoundland y Labrador es conocida coloquialmente como el 'paseo de los icebergs', gracias a la gran cantidad de bloques de hielo que llegan del Ártico cada primavera.

Este iceberg en particular es de gran tamaño y se ha abierto camino cerca de la costa, lo que ofrece una buena oportunidad para tomar imágenes.

Fuente

A juicio hombre con 24 esposas y 146 hijos


(AFP).- Un juicio por poligamia contra dos líderes de una comunidad mormona empezó en Canadá, poniendo a prueba una prohibición de 127 años a tener más de una esposa.

Winston Blackmore y James Oler fueron acusados formalmente de poligamia en 2014, después de mucho tiempo de discusiones legales y de escudriñar sus etilos de vida.

Blackmore, quien siempre ha admitido públicamente que tiene varias cónyuges, está acusado de tener 24 esposas (y 146 hijos), mientras que Oler dice estar casado con 4 mujeres, según la acusación.

Ambos se declararon no culpables.

Se espera que en el juicio haya testimonios de expertos y se analice evidencia documental como las actas de matrimonio halladas en 2008 en una bóveda de concreto durante un allanamiento realizado por la policía en un rancho de Texas, en el sur de Estados Unidos.

La Corte Suprema de la provincia de Columbia Británica dictaminó en un prominente caso que los daños inherentes de la poligamia justifican poner límites a la libertad religiosa, abriendo el camino para que en 2014 se presentaran los cargos contra Blackmore y Oler.

Blackmore ha defendido la práctica de la poligamia durante mucho tiempo ante periodistas, así como en una reunión organizada por sus esposas, en juicios civiles en Estados Unidos y ante un tribunal tributario canadiense en 2012, donde bajo juramento nombró a todas sus esposas.

En la tradición mormona, la poligamia fue prohibida en 1890, pero esto condujo a que algunos grupos se separaran de la Iglesia Mormona con sede central en Salt Lake City (Utah), como ocurrió con el de Blackmore.

A los mormones que practican la poligamia se les conoce como mormones fundamentalistas.

Fuente