Desconocida bacteria encontrada a bordo de la EE


Un grupo de científicos descubrió una bacteria desconocida en el sistema de filtración de la Estación Espacial Internacional (EEI). El nuevo microorganismo ha sido bautizado como Solibacillus kalamii, en honor a Abdul Kalam, el presidente indio que se destacó por su implicación en la investigación espacial.

A pesar de orbitar a unos 400 kilómetros de la Tierra, el microclima de la EEI alberga muchos tipos de microorganismos procedentes de nuestro planeta. Al ser un ambiente completamente cerrado, todo el aire y el agua de la EEI se recicla y resulta fundamental mantenerla limpia para evitar la proliferación de microorganismos potencialmente dañinos.

Los científicos sospechan que esta nueva bacteria, encontrada en el sistema de filtración de la EEI, viajó al laboratorio espacial en una de las cargas, algo que resulta interesante porque ha logrado sobrevivir a la intensa radiación ultravioleta y las bajas temperaturas que suponen estar en el espacio exterior.

Se estima que el microrganismo permaneció a bordo de la EEI entre enero de 2008 y mayo de 2011, tiempo en el que mutó adaptándose a las nuevas condiciones. Después de varios años de investigación, el grupo de científicos, con Kasthuri Venkateswaran a la cabeza, publicó su descubrimiento.

Foto: CC0 / Pixabay

Fuente

Una enigmática roca esférica de 30 toneladas


Suad Keserovic, propietario del terreno donde se encontró la extraña roca, ha acondicionado la zona para empezar a recibir a los primeros visitantes. "Es una buena oportunidad de desarrollo", afirma.

Situada cerca de la localidad de Zavidovici, la gigantesca roca no es la única de este tipo que puede verse en la zona, aunque en el pasado hubo quien rompió estas esferas de piedra pensando que en su interior había oro, según informa ABC.

No obstante, la esfera rocosa de este tipo más impresionante de la región es la que se encontró en las tierras de Keserovic. Con un peso estimado de unas 30 toneladas, esta roca despertó inmediatamente el interés de muchos, tanto, que el propio Keserovic ya ha preparado su terreno para ofrecer a los interesados una visita perfecta, con un parque y un pequeño bar para servir café, bebida y comida a los visitantes.

El propio Keserovic fue quien se topó casualmente con el objeto "Vi debajo de un árbol una piedra que emitía un brillo extraño a la luz del Sol", explica. Aquello fue lo que le impulsó a cavar con una pala hasta dejar al descubierto la enigmática roca.

"No tenía fin. La piedra era muy rara, de color casi blanco. Y salía una forma también extraña, asomó una curva después de haber excavado un metro cúbico. Cavaba durante días y no podía salir de mi asombro al ver una esfera", recuerda.

Hay quien asegura que las esferas de piedra que pueden encontrarse en la región son obra de una civilización desconocida, pero los científicos apuntan a que las rocas redondas son fruto de un fenómeno de sedición llamado concreción, según informa el medio.

Sea lo que fuere, cada mes, cientos de personas procedentes incluso de Japón o de países de América Latina están pasando por las tierras de Keserovic para ver con sus propios ojos este curioso fenómeno de la naturaleza… o vestigio de un desconocido pueblo de la Antigüedad.

Fuente

Keylor Navas elige a Dios como terapeuta


El arquero titular del Real Madrid, el costarricense Keylor Navas, atraviesa en las últimas fechas por una muy buena racha de rendimiento. Sobre todo, tras las excelentes atajadas que dieron a su club la clasificación a la final de la Champions y triunfos en recientes partidos de La Liga.

Pero no siempre fue así, el guardameta pasó momentos difíciles este año, que a todas luces ha sabido superar.

Es por eso que muchos quieren saber en qué cambió la rutina de Keylor durante las últimas semanas para pasar de las críticas a los halagos y de tener un pie fuera del club a ser ahora indispensable para el técnico Zinedine Zidane.

El diario El País asegura que al guardameta incluso le ofrecieron ayuda de un psicólogo, pero que al final fue su fe en Dios lo que lo ha ayudado a recuperarse.

El jugador, que se define como cristiano convencido, expresa que “En los momentos más complicados de la temporada llegaron incluso a sugerirle que buscara ayuda (psicológica) externa, pero prefirió tirar de su entorno. Se agarró a la fe, a su familia, se encerró en sí mismo y se pegó a Lluis Llopis, el preparador de porteros del Madrid”, señala el diario.

Incluso destacan que la amistad de jugadores en el camerino como Sergio Ramos y Marcelo fueron vitales para ver su mejor versión en este cierre de temporada.

El guardameta ha hecho autocritica siempre que ha tenido errores. Esa autocrítica y la capacidad que tiene para no venirse abajo son las características que más destacan de él en Valdebebas.

"Dicen que él lo vive como una “misión” y que en eso y en la religión reside su fuerza interior”, informa El País.

Ya en otros momentos Navas ha dejado en claro que debe su éxito a la fe. “Estando cerca de Dios todo se hace perfecto. Ese tema nos unió a los dos”, afirmó el arquero el año pasado al referirse a su relación con su esposa Andrea Salas.

El guardameta afirma que pese a todas las críticas que recibe, cada vez que se pone de rodillas en el campo, para orar bajo los palos de la portería al inicio del partido, su fe es más grande y seguirá haciéndolo. “Muchos me insultan cuando me ven de rodillas, me dicen que Dios no existe, pero yo seguiré rezando en cada estadio”, asegura Navas (El País, Protestante Digital).

Foto: Keylor Navas, par Football.ua, CC BY-SA 3.0Lien

Fuente