Keylor Navas elige a Dios como terapeuta


El arquero titular del Real Madrid, el costarricense Keylor Navas, atraviesa en las últimas fechas por una muy buena racha de rendimiento. Sobre todo, tras las excelentes atajadas que dieron a su club la clasificación a la final de la Champions y triunfos en recientes partidos de La Liga.

Pero no siempre fue así, el guardameta pasó momentos difíciles este año, que a todas luces ha sabido superar.

Es por eso que muchos quieren saber en qué cambió la rutina de Keylor durante las últimas semanas para pasar de las críticas a los halagos y de tener un pie fuera del club a ser ahora indispensable para el técnico Zinedine Zidane.

El diario El País asegura que al guardameta incluso le ofrecieron ayuda de un psicólogo, pero que al final fue su fe en Dios lo que lo ha ayudado a recuperarse.

El jugador, que se define como cristiano convencido, expresa que “En los momentos más complicados de la temporada llegaron incluso a sugerirle que buscara ayuda (psicológica) externa, pero prefirió tirar de su entorno. Se agarró a la fe, a su familia, se encerró en sí mismo y se pegó a Lluis Llopis, el preparador de porteros del Madrid”, señala el diario.

Incluso destacan que la amistad de jugadores en el camerino como Sergio Ramos y Marcelo fueron vitales para ver su mejor versión en este cierre de temporada.

El guardameta ha hecho autocritica siempre que ha tenido errores. Esa autocrítica y la capacidad que tiene para no venirse abajo son las características que más destacan de él en Valdebebas.

"Dicen que él lo vive como una “misión” y que en eso y en la religión reside su fuerza interior”, informa El País.

Ya en otros momentos Navas ha dejado en claro que debe su éxito a la fe. “Estando cerca de Dios todo se hace perfecto. Ese tema nos unió a los dos”, afirmó el arquero el año pasado al referirse a su relación con su esposa Andrea Salas.

El guardameta afirma que pese a todas las críticas que recibe, cada vez que se pone de rodillas en el campo, para orar bajo los palos de la portería al inicio del partido, su fe es más grande y seguirá haciéndolo. “Muchos me insultan cuando me ven de rodillas, me dicen que Dios no existe, pero yo seguiré rezando en cada estadio”, asegura Navas (El País, Protestante Digital).

Foto: Keylor Navas, par Football.ua, CC BY-SA 3.0Lien

Fuente

¿Quién exterminó a los constructores de Stonehenge?


Científicos concluyen que los creadores de Stonehenge fueron eliminados por 'intrusos' provenientes de los actuales Países Bajos durante la Edad de Piedra, mientras el monumento todavía se estaba construyendo, y que reemplazaron completamente a sus constructores. El estudio ha sido publicado en el portal de divulgación científica bioRxiv.

Esta conclusión es el resultado de un estudio genético que demuestra que, hacia el año 25000 a.C., una raza conocida por los arqueólogos como el pueblo de Beaker llegó a Gran Bretaña y que todos los rastros genéticos propios de los habitantes que inicialmente ocupaban la zona fueron rápidamente reemplazados por los de los invasores, aunque los trabajos en la construcción de Stonehenge continuaron realizándose.

"Es increíble. Parece como si el pueblo originario de Gran Bretaña hubiese sido completamente reemplazado por estos recién llegados", explica Garrett Hellenthal, genetista en la University College de Londres, a The Guardian. "Normalmente lo que obtienes es ADN antiguo que sobrevive a una ola de immigrantes, incluso si esta es considerablemente grande. Pero no es el caso. La verdad es que parece más bien una invasión".

El pueblo de Beaker creaba adornos muy particulares fabricados en oro y plata y vasijas en forma de campana. El estilo de estos artilugios, propio de este pueblo, se expandió rápidamente por Europa hace unos 4.500 años antes de llegar a Gran Bretaña. Pero cuando llegaron lo hicieron junto con su pueblo, por lo que es posible que no se hubiese tratado de una invasión violenta.

"En Europa fueron las vasijas y demás adornos los que se propagaban por el territorio, pero no su pueblo", explica el investigador Marc Vander Linden a The Guardian.

En otras palabras, sus vasijas y otros artefactos se extendían porque estaban en boga en aquella época, pero no pasó lo mismo en Gran Bretaña. La llegada de estas vasijas a la isla coincidió exactamente con la desaparición total de los habitantes que habían vivido allí desde el principio. Que fuese una invasión violenta todavía no está claro: nunca se han encontrado evidencias de ninguna guerra.

Los investigadores creen ahora que la costumbre de quemar los cuerpos en aquella época en lugar de enterrarlos haya influido en la desaparición de cualquier vestigio genético, por lo que aseguran que su investigación debe continuar.

Foto: © AFP 2017/ ANDREW COWIE

Fuente

Los 5 asteroides más preocupantes para la Tierra


Ron Baalke, astrónomo principal de la NASA, ha revelado en su cuenta de Twitter los cinco asteroides que pasarán peligrosamente cerca de la Tierra durante los próximos meses. De todos modos, los científicos afirman que es posible que haya más, que no estamos preparados y que no sabríamos de su existencia hasta que fuese demasiado tarde.

La primera amenaza, el 2017 BS5, se acercará a la Tierra el 23 de julio. Sus 40-90 metros de diámetro pasarán sobre nosotros a 1.211.734 kilómetros de distancia.

El más preocupante para los astrónomos es el 2012 TC4. Este asteroide, de unos 12-27 metros de diámetro, pasará sobre nuestras cabezas el 12 de octubre a tan solo 57.659 kilómetros. Aunque podría parecer mucho, la distancia entre la Tierra y la Luna es de 384.400 kilómetros.

Los otros tres asteroides pasarán el 3 de diciembre de 2017 y el 24 de febrero y 2 de abril de 2018.

¿Estamos reparados para hacer frente a un asteroide?

No. En un documento oficial publicado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de los EEUU, se señala lo alarmante que resulta la poca preparación que tenemos para enfrentarnos a ellos. Durante años, los científicos han tratado de descubrir la manera de hacer frente a la amenaza que representa un asteroide en dirección a la Tierra.

Por si fuera poco, el asteroide que finalmente golpease nuestro planeta podría llegar sin avisar. En 2013, un asteroide de 17 metros golpeó por sorpresa la ciudad rusa de Cheliábinsk y afectó a más de 1.000 habitantes.

Por ello, la NASA pretende mejorar los métodos utilizados para la detección de estos cuerpos celestes antes de que sea demasiado tarde y avisó de que Estados Unidos deberá buscar ayuda internacional si se desean desarrollar los medios necesarios para hacer frente a estas amenazas.

¿Qué pasaría si un asteroide colisionarse contra nosotros?

Según un simulador de colisiones de asteroides de la universidad de Purdue (Estados Unidos), si el asteroide midiese unos 34 metros, cuando penetrase en nuestra atmósfera explotaría en mil pedazos. Liberaría una energía equivalente a 700 kilotones, docenas de veces más energía que la desatada en Hiroshima, aunque no tendría prácticamente ninguna consecuencia en el terreno. Lo único que sentiríamos sería un estruendo parecido al de una gran ciudad.

Foto: CC BY 3.0 / Fotolia

Fuente