Una devastadora erupción volcánica durante nuestra vida


Un grupo de volcanólogos advierte que los gobiernos del mundo no están preparados para un posible cataclismo. Mientras tanto, una erupción volcánica podría producir unas pérdidas humanas sin precedentes, destrucción y un aumento de la migración global.

El Índice de Explosividad Volcánica o IEV es una escala de ocho grados destinada para medir la magnitud de erupciones volcánicas.

El séptimo nivel de la escala corresponde a los cataclismos que ocurren una o dos veces cada 1000 años, produciendo más de 100 metros cuadrados de cenizas, azufre, dióxido de carbono y otras emisiones que acaban dando vueltas alrededor de la Tierra.

La próxima erupción calificada como un accidente del séptimo nivel podría ocurrir durante nuestras vidas, según advierte el científico Chris Newhall, cuyas observaciones están disponibles en la revista Geosphere.

La última erupción de este tipo tuvo lugar en 1815 en Indonesia. Fue entonces cuando la actividad del estratovolcán de Tambora causó la muerte de decenas de miles de personas y provocó así el llamado año sin verano —disminución en la temperatura mundial y la subsiguiente grave escasez de alimentos en el hemisferio norte.

Además, Newhall y sus colegas estudiaron las erupciones del quinto y del sexto nivel que tuvieron lugar en 1980 en EEUU y en 1991 en Filipinas respectivamente. Ambos cataclismos llevaron decenas de vidas humanas y ocasionaron destrucciones.

La erupción de Pinatubo (Filipinas) provocó una masiva emisión de dióxido de carbono a la estratósfera y, como consecuencia, un enfriamiento global. Los investigadores indican que una erupción del séptimo nivel resultaría ser mucho más devastadora.

Los científicos señalan también que los cataclismos de esta especie podrían hacer daño al funcionamiento de altas tecnologías al desestabilizar centros financieros, economías nacionales y hasta la paz entre las naciones.

No faltan ejemplos del mundo moderno: así, en 2010 la erupción del volcán islandés Eyjafjallajokull perturbó el tráfico aéreo en Europa y América del Norte. Esto provocó pérdidas financieras estimadas en 5.000 millones de dólares, pese a que el volcán mencionado se calificó como de tercer nivel.

Los volcanólogos subrayan que una erupción volcánica podría ser causa de una verdadera "pesadilla logística".

Los científicos pretenden estudiar más los posibles impactos volcánicos y pronosticar cuál de los volcanes existentes podría ser el siguiente en entrar en erupción.

Fuente
https://mundo.sputniknews.com/ecologia/201803071076826405-cataclismo-volvanes-amenaza-escala/, 08 de Marzo de 2018

0 comentarios:

Publicar un comentario