Un expolicía juzgado en Rusia por 59 asesinatos


(AFP).- Un expolicía ruso, condenado ya por haber matado a 22 mujeres, compareció este miércoles ante la justicia por otros 59 asesinatos, que podrían convertirlo en el asesino en serie más sanguinario de la historia reciente de Rusia.

Mijaíl Popkov, de 53 años, purga ya una pena de cadena perpetua por haber violado y matado a 22 mujeres en la ciudad de Angarsk en Siberia, tras haberlas atraído hacia su coche de policía.

Llamado el “maníaco de Angarsk”, este hombre, que dejó la policía en 1998, abandonaba a sus víctimas -prostitutas, pero también madres de familia- en los bosques, cementerios o al borde de las carreteras. Dos mujeres lograron sobrevivir a los ataques de Popkov, pese a sufrir graves heridas.

Los investigadores identificaron al autor de los crímenes en 2012, tras realizar análisis de ADN a los habitantes que poseían un automóvil que correspondía a las huellas de los neumáticos dejadas en los lugares de los crímenes.

El expolicía atraía a las mujeres en estado de ebriedad o que según él vivían de forma “inmoral”, y las mataba usando un hacha o un martillo, según relató en diciembre al sitio de informaciones Meduza.

Si es reconocido culpable de estos 81 asesinatos, que se produjeron entre 1992 y 2010, Popkov batirá el triste “récord” de otros dos asesinos en serie más conocidos en Rusia, Andrei Chikatilo, ejecutado en 1994 por el asesinato de 53 niños y adolescentes, y Alexandre Pichuskin, condenado en 2007 a cadena perpetua por el asesinato de 48 personas.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario