Réplica del Arca de Noé, a la deriva por tormenta



Una réplica del arca de Noé ha causado importantes destrozos en el puerto de la población holandesa de Urk.

La virulencia de la tormenta Eleanor, que ha afectado a varios países de Europa, provocó que la gran construcción flotante se desamarrara y chocara con varias embarcaciones y pasarelas náuticas del puerto.

El arca pertenece a Aad Peters y se ha descrito como “el primer museo de la Biblia flotante de Europa”. Mide unos 70 metros de largo y 10 de ancho.

Llevamos años navegando y hemos experimentado varias tormentas, pero algo así no nos había sucedido antes”, explicó Peters a la prensa tras el suceso, ocurrido la mañana del 4 de enero.

Los vientos de 110 kilómetros por hora provocaron que la embarcación flotara sin control en el pequeño puerto, chocando así contra embarcaciones deportivas, varias de las cuales quedaron muy afectadas, como se puede ver en las imágenes.

Algunas personas que estaban dentro del arca en el momento del suceso tuvieron que ser atendidas por el servicio de emergencias regional.

Operarios trabajaron por horas tras el paso de la tormenta para arreglar los destrozos. La noticia causó un gran revuelo en esta población turística de unos 19.000 habitantes (Fuentes: Omreop Flevoland, Reformatorish Dagblatt, Premier, Protestante Digital).

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario