Científicos descubren cómo podrían ser los alienígenas


La vida alienígena es imaginada a menudo en forma de extraños monstruos, humanoides grises o seres parecidos a enormes insectos. Pero podrían parecerse a nosotros mucho más de lo que pensamos, afirma un nuevo estudio científico que busca entender cómo realmente serían los extraterrestres, escribe Andrew Griffin, columnista del diario Independent.

El autor señala que el problema de imaginarse la vida en otros mundos es que, desafortunadamente, solo tenemos un ejemplo a seguir: el nuestro. Así que tendemos a imaginarnos algo parecido a nosotros u otra cosa en la Tierra, pero no hay garantía de que realmente sea así.

No obstante, el nuevo estudio usa la teoría de la evolución para comprender cómo podría ser la vida alienígena. Y se descubrió que estaría sujeta a los mismos procesos y mecanismos que nos ayudaron a avanzar a nosotros, lo que lleva a la conclusión de que, en realidad, también los extraterrestres se parecerían mucho a nosotros.

"Una tarea fundamental para los astrobiólogos (los que estudian la vida en el cosmos) es pensar cómo sería la vida extraterrestre", dijo Sam Levin, investigador del Departamento de Zoología de Oxford. "Pero hacer pronósticos sobre los extraterrestres es difícil".

Según el científico, solo hay un ejemplo de la vida —la terrestre— para extrapolar. Los estudios anteriores en el campo de la astrobiología tomaban como ejemplo lo que hay en la Tierra y lo que se sabe sobre química, geología y física para hacer predicciones sobre los alienígenas.

El nuevo estudio ofrece un enfoque alternativo: utilizar la teoría de la evolución para hacer predicciones que son independientes de los detalles de la Tierra, explicó Levin.

"Este es un enfoque útil, porque las predicciones teóricas se aplicarán a los extraterrestres basados en silicio, que no tienen ADN y respiran nitrógeno, por ejemplo".

Al suponer que los extraterrestres estén sujetos al mismo tipo de selección natural, los científicos pueden llegar a otras conclusiones. En la Tierra, las especies complejas han surgido como resultado de lo que se llama grandes transiciones: acontecimientos extremos que obligan a ciertos organismos a evolucionar hacia un organismo más complejo.

Los investigadores señalaron que no pueden decir exactamente cómo sería el físico de un extraterrestre, si tendría la piel gris o verde, ojos grandes o cualquier rasgo común para la vida extraterrestre como suele imaginársela la cultura humana. Pero les permite concluir que se parecerían a nosotros.

"Estimamos que al igual que los humanos, estarían formados por una jerarquía de entidades que cooperan para producir un extraterrestre", dijo Levin. "En cada nivel del organismo habría mecanismos para eliminar el conflicto, mantener la cooperación y el funcionamiento del organismo".

Por supuesto, la humanidad no sabe si existen otras formas de vida en el universo, si alguna vez existieron y luego desaparecieron, o si están esperando en algún lugar cercano para que las encontremos.

"'Existen potencialmente cientos de miles de planetas habitables solo en nuestra galaxia", afirmó Levin. "No podemos decir si los terrícolas estamos solos o no, pero hemos dado un pequeño paso hacia la respuesta de cómo serían nuestros vecinos en caso de que no lo estemos".

Foto: CC BY 2.0 / Emil Indricău / UFO

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario