Jerusalén: Descubrimientos confirman profecía


Jerusalén, Israel.- Jonathan Feldstein, un judío ortodoxo que vive en Israel, dice que los visitantes deben experimentar la Ciudad de David y ver el cumplimiento de la profecía de Isaías.
En Isaías dijo: “Por tanto, así dice el Señor acerca del rey de Asiria: No entrará en esta ciudad, ni lanzará una flecha allí, ni vendrá ante ella con escudos, ni construirá una rampa de asedio contra ella”.

La profecía se hizo verdad pues los arqueólogos no han encontrado ninguna flecha asiria – solamente flechas de los períodos babilónico y romano.

Fue impresionante ver lugares reales en los que los reyes bíblicos fueron ungidos, donde el Rey David vio el baño de Betsabé y donde los peregrinos se preparaban para ascender al templo, proporcionando una representación y comprensión vívidas que es incomparable y transformadora”, dijo Feldstein en una columna para CharismaNews .com.

Feldstein, que vive a sólo 15 minutos de Jerusalén, pero rara vez es capaz de apreciar la ciudad, dijo que aprendió en su visita que “no hay lugar más significativo en Jerusalén” que la Ciudad de David.

Subraya 3000 años de inquebrantable historia judía, así como el fundamento sobre el cual nació el cristianismo”, dijo.
Feldstein participó en una gira de Jerusalén, una gira diurna sobre la antigua Jerusalén y el programa “Halleluyah”, una presentación nocturna sobre la historia de Jerusalén.

A medida que salía de una fuerte caminata ascendiendo a través de un antiguo túnel de drenaje desde el fondo de la Ciudad de David hasta casi el punto donde llega al Monte del Templo, me refrescó una brisa fresca”, dijo.
Pero yo estaba helado por la comprensión de que en este mismo lugar, la brisa que me sentía tan bien era la misma brisa que el propio David sentía sentado en el mismo lugar”.

En 1867, el oficial e ingeniero británico Charles Warren se dispuso a descubrir Jerusalén. Él fue el primero en comenzar a desenterrar 2000 años de civilizaciones que habían sido enterradas como ocupantes extranjeros destruidas y luego construidas nuevas sobre las antiguas.
Durante miles de años, mientras el mundo miraba dentro de las murallas relativamente modernas de la Ciudad Vieja, la Jerusalén original estaba enterrada.

Lo contrario de las flechas y el asedio es la fuerza y el refuerzo. A diferencia de las flechas encontradas en los antiguos ejércitos que buscaban conquistar Jerusalén, estas flechas representan el retorno profético de los judíos a la Tierra, representando también el fortalecimiento de Jerusalén hoy, que es como seguiremos protegidos de las flechas y los asedios en el futuro”, dijo Feldstein. (Fuente: Charisma News).

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario