Los seres humanos dentro de 1.000 años...


La especie humana sigue evolucionando, pero, ¿adónde nos conducirá la evolución para el año 3017? ¿Qué aspecto físico tendremos entonces?

Según un vídeo publicado por el portal Business Insider, los seres humanos serán más altos que ahora. Así, la altura media de un hombre estadounidense es de 1,78 metros, en comparación con los 1,70 metros del año 1880, y es realmente alta la probabilidad de que esta tendencia continúe.

Además de esto, tenemos a nuestra disposición numerosos 'gadgets' que nos ayudan a mejorar la vista, el oído y la salud en general. De este modo, dentro de 1.000 años nos convertiremos en cíborgs. Por ejemplo, los científicos de la Universidad de Oregón (EEUU) están trabajando en el diseño de ojos biónicos para devolver la visión a los ciegos. Según los autores del vídeo, incluso las personas que no necesitan órganos biónicos podrán usarlos para obtener visión infrarroja o de rayos X.

No obstante, la evolución no solo afectará a nuestra apariencia física. De acuerdo con los autores del vídeo, nuestros genes también van a evolucionar, contribuyendo a la supervivencia de la especie. Así, los científicos de la Universidad de Oxford descubrieron que existe en Sudáfrica un grupo de niños con VIH que vive una vida plena gracias a una mutación genética. Probablemente, también podríamos controlar nuestros genes y el ADN y, de este modo, seremos inmunes a muchas enfermedades y patologías, e incluso combatiremos el envejecimiento.

Según el vídeo, existe también una posibilidad de que una parte de los humanos nos mudemos a Marte en el futuro. Este planeta obtiene un 66% menos luz y, de este modo, tendremos las pupilas más grandes —para absorberla de manera más eficaz—. Además de esto, los descendientes de los colonizadores del planeta rojo tendrán una altura más alta debido a las diferencias en la fuerza de la gravedad entre Marte y la Tierra, según opina el experto estadounidense Robert Zubrin.

Quizás en 1.000 años tengamos la posibilidad de ser inmortales. Para ello 'bastará' con mover nuestras conciencias a algún tipo de máquina avanzada o incluso en algún 'cuerpo artificial' indestructible. El trasplante de cabeza humana será el primer paso en este largo camino.

Foto: CC0 / Pixabay

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario