Princesa renuncia a la corona por amor


Su nombre es Mako y es la nieta mayor del emperador Akihito, de Japón. Criada en un palacio real, ahora la princesa ha decidido “colgar la corona” y decir adiós a la realeza, todo por amor.

Mako, una joven de 25 años, se casará en 2018 con Kei Komuro, un joven plebeyo de quien fue compañero en la universidad y quien es conocido como “el príncipe del mar”, debido a una campaña turística en la que apareció hace varios años. El muchacho, de su misma edad, no ostenta ningún título real, por lo que ella se verá obligada a abandonar su estatus y sus comodidades.

Para que la princesa pudiese mantener su estatus real, tendría que haber elegido como esposo a algún hombre de origen real. Ahora, ella tendrá que enfrentar la vida como cualquier joven japonesa, sin privilegios ni comodidades extra.

A partir del momento de su boda, la pricnesa Mako de Akishino pasará a llamarse Mako Komuro, adoptando el apellido del esposo.

Kei Komuro, es abogado de profesión y trabaja en una firma de abogados en Tokio. El joven, a quiern los medios locales han perseguido a lo largo de las últimas horas, ha guardado discreción y se ha limitado a decir que “No es el momento de hacer comentarios”.

Majo es hija del príncipe Akishino, segundo en la línea de sucesión al trono en una monarquía en decadencia. De los 19 descendencientes 14 son mujeres y el emperador, de 83 años, ya ha expresado su deseo de abdicar.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario