El plan de la CIA contra Kim Jong-un


Matar al líder norcoreano, Kim Jong-un, en plena festividad y mediante armas bioquímicas, así era el siniestro plan de la CIA y la inteligencia surcoreana, según el embajador norcoreano en Rusia, Kim Hyun-joong.

La organización del intento de asesinato de Kim Jong-un costó casi 300.000 dólares a EEUU y Corea del Sur, afirmó Kim Hyun-joong este 12 de mayo en una rueda de prensa en Moscú.

Según las palabras del diplomático, en junio de 2014, la CIA y sus aliados surcoreanos reclutaron en una empresa maderera de la región rusa de Jabárovsk a un ciudadano de Corea del Norte, un tal 'Kim', y le instruyeron organizar un ataque contra los dirigentes de Corea del Norte.

Debería haber sido realizado en público durante alguna celebración mediante armas bioquímicas, tales como sustancias radioactivas o tóxicas "en forma de nano-materiales, capaces de destruir a las autoridades norcoreanas a distancia". Para iniciar la misión, recibió dos veces 20.000 dólares.

Para mantener el contacto con la CIA, 'Kim' obtuvo un dispositivo satelital. Asimismo, para impedir que se escapara, la inteligencia estadounidense y surcoreana amenazó con matar a la familia de este hombre, según el embajador.

De vuelta en Pyongyang, 'Kim' recibió instrucciones por parte de la inteligencia de Corea del Sur vía satélite. Durante 2016, hubo cuatro conversaciones, durante las cuales se propusieron varios métodos para realizar la misión.

En la segunda mitad de 2016, a 'Kim' le obligaron a acelerar la organización de "un punto de comunicación en el extranjero para facilitar la entrega segura de dispositivos, materiales y dinero". Con este fin, así como para sobornar cómplices, a 'Kim' se le dio otros 200.000 dólares.

A principios del segundo trimestre de este año, recibió 50.000 dólares más y un nuevo dispositivo satelital. A finales del mes de abril, finalizó la preparación de la operación. Se mantuvo en secreto para evitar el estallido de una guerra en la península coreana. Según Kim Hyun-joong, 'Kim' recibió un total de más de 80 órdenes por parte de la inteligencia de Corea del Sur.

Por su parte, el diplomático norcoreano se comprometió a encontrar y "despiadadamente destruir a los presuntos organizadores del terror de la CIA y el Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur que se atrevieron a levantar una mano contra el alto funcionario norcoreano".

Foto: © REUTERS/ Damir Sagolj

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario