Escribe a mano 14 libros cifrados antes de desaparecer


El estudiante de psicología Bruno Borges, de 24 años, está desaparecido desde el día 27 de marzo. El misterio acerca de algunas cosas dejadas por el joven antes de desvanecerse intrigan a las autoridades brasileñas.

Bruno fue visto por última vez el día 27 de marzo, cuando toda la familia almorzó reunida tras el regreso de los padres del joven de un viaje de más de 20 días. Luego, cada miembro de la familia siguió con su rutina diaria y, solamente al volver a la casa al final del día laboral, el padre de Bruno percibió que su hijo había desaparecido, informó el portal de noticias brasileño G1.

El joven estudiante, sin embargo, dejó misteriosas 'huellas' antes de desaparecer, las cuales han intrigado a sus familiares, a las autoridades brasileñas y a muchos usuarios de las redes sociales.

En la habitación de Bruno, en lugar de los muebles, fue encontrada una gran estatua del filósofo italiano Giordano Bruno, de valor estimado en 7.000 reales brasileños —cerca de 2250 dólares—. Según sus padres, el joven tenía mucha admiración por este filósofo, conocido por sus teorías cosmológicas.

Además, fueron encontrados 14 libros escritos a mano por Bruno en un idioma encriptado, creado por el joven. Todas las obras se encontraban posicionadas de manera extremadamente organizada y estaban identificadas por números romanos.

Prácticamente todas las paredes de la habitación de Bruno estaban cubiertas de los mismos símbolos cifrados y, también, de algunos dibujos geométricos. En una de las paredes, estaba colgada una pintura que retrataba al joven al lado de un ser alienígena.

La familia de Bruno contó que el joven dejó una 'clave' para descifrar sus escritos y que algunas cosas ya han sido traducidas. El título de uno de sus libros, según su hermana, es 'La teoría de la absorción del conocimiento'.

Un vídeo de la habitación de Bruno, grabado sin la autorización de la familia, se hizo viral en las redes brasileñas y, desde el entonces, muchos internautas intentan desentrañar el misterio.

Usuarios de las redes sociales han apuntado la visible semejanza física entre Bruno Borges y Giordano Bruno, quienes, además, comparten uno de sus nombres. Para algunos, el joven puede estar tratando de terminar las obras del filósofo, cuyo trabajo fue interrumpido por su muerte a manos de la Inquisición.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario