La maldición de la dinastía Song


Cuatro personas han muerto misteriosamente en China al tratar de saquear una antigua tumba en la provincia de Guizhou.

Desde hace mucho tiempo, las leyendas se extienden imparables por el mundo. La gente cree que algunas tumbas antiguas pueden estar malditas y, si uno trata de robar sus tesoros, morirá enseguida o al poco tiempo.

Parece que, recientemente, una de estas leyendas ha cobrado vida. El 7 de marzo, seis hombres trasladaron al hospital a un amigo suyo que estaba inconsciente. Les comunicaron a los médicos que eran mineros y que su compañero se intoxicó con gases en una mina.

Mientras que el personal del hospital trataba de salvar la vida del supuesto minero, tres de sus compañeros quedaron inconscientes.

Tras este empeoramiento en el estado de salud de los pacientes, los médicos decidieron llamar a la Policía que, posteriormente, descubrió que los hombres no eran trabajadores de las minas, sino que formaban parte de un grupo que se dedicaba a saquear tumbas antiguas.

Resulta que tres individuos de este grupo habían fallecido dentro de la sepultura sagrada que intentaron saquear, uno murió en el hospital y cuatro personas más están hospitalizadas.

Supuestamente, la tumba que habían tratado de robar data de la época de la dinastía Song, que reinó en China entre los años 960 y 1279.

© AP Photo/ Alexandre Meneghini

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario