Gimnastas confiesan espantosos abusos sexuales


(AFP) Desde hace varias semanas otro escándalo sacude al deporte en Estados Unidos, luego de que exgimnastas rompieran el silencio y revelaran haber sido víctimas de abuso sexual por parte de entrenadores y médicos de sus clubes, e incluso en el equipo nacional, con conocimiento de causa de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos.

John Manly, abogado que representa a más de 70 exgimnastas, víctimas de agresión sexual, emplazó al Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC en inglés) a tomar medidas fuertes y retirar la autorización a la Federación de Gimnasia local, al tiempo que acusó de incompetencia a su presidente, Steve Penny.

La Federación ha perdido toda credibilidad en el ámbito de la protección del niño, y debe hacer su mea culpa y ser reorganizada de arriba a abajo”, dijo el abogado.

Si la violación de cientos de niños, hecha posible por la indiferencia de una institución, no justifica la retirada de la autorización, ¿que a su vez lo justifica?”, preguntó Manly.

368 víctimas

El caso comenzó en diciembre cuando el diario Indianapolis Star, después de nueve meses de investigación, reveló que 368 miembros, niños y adolescentes, desde los clubes de gimnasia afiliados a la federación, habían sido asaltados sexualmente durante los últimos veinte años.

El diario de Indianápolis, que tuvo acceso a los expedientes de la justicia, informó que los documentos internos de USA Gymnastics mostraban que los entrenadores, condenados por asalto sexual, habían seguido trabajando en los clubes después de la condena.

El mes pasado, los espectadores estadounidenses fueron capaces de poner caras a las víctimas: tres exmiembros del equipo de Estados Unidos declararon abiertamente en el programa “60 minutos” de la cadena de televisión CBS.

Entre ellos, Jamie Dantzscher, medalla de bronce en la prueba por equipos de los Juegos Olímpicos-2000, que acusó al doctor Lawrence Nassar, actualmente en la mira de la justicia.

Le fui a consultar por el dolor en la espalda baja (…) Él introdujo sus dedos en mi vagina y me movió la pierna con la otra mano. Dijo que iba a oír un sonido, esto significaría que mi cadera se había puesto en su lugar y que aliviaría la espalda”, explicó Dantzscher.

Nassar, quien dejó el equipo médico de la selección de Estados Unidos, fue acusado el mes pasado por un tribunal de Michigan de asalto sexual, especialmente a niñas menores de 13 años.

En diciembre pasado fue acusado también de posesión de pornografía infantil en fotos y 37 mil vídeos, que se encontraron en los discos duros de su propiedad.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario