Un país caribeño se enfrenta a Daesh


Trinidad y Tobago se ha convertido en una fuente de soldados y de financiamiento para Daesh —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países—, lo que ha dado inicio a un esfuerzo internacional para detener el flujo de dinero y combatientes a Siria e Irak.

Según The New York Times, oficiales de seguridad y expertos en terrorismo estiman que, a lo largo de los últimos cuatro años, cerca de 125 combatientes (y sus familias) han viajado desde el país caribeño a Turquía y de allí a zonas controladas por la organización terrorista. Por esta razón, Trinidad y Tobago, que tiene una población de 1,3 millones de personas, se ha convertido en el país con la mayor fuente per cápita de soldados de Daesh de todo Occidente.

El Gobierno del país ha tomado diversas medidas para contrarrestar el problema, como la creación de programas de vigilancia intensiva y monitoreo de los movimientos islamistas del país. Además, oficiales trinitenses han propuesto recientemente una nueva legislación para impedir el flujo de dinero a los combatientes de Daesh en el extranjero mediante el establecimiento de sanciones penales para los que envíen dinero al grupo terrorista.

Por su parte, las autoridades estadounidenses han informado que están trabajando con el Gobierno del país en programas de intercambio de inteligencia y en la nueva legislación, así como en el patrocinio de viajes de líderes musulmanes locales a Estados Unidos con el fin de reunirse con los jefes islámicos norteamericanos que trabajan contra el extremismo.

Foto: © REUTERS/ Dado Ruvic

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario