Una iglesia de nieve en una aldea siberiana


Algunos habitantes de Siberia, una región de más de 13 millones de kilómetros cuadrados, pueden tener problemas a la hora de encontrar una iglesia cerca de sus hogares. Por ello, un habitante local tomó el asunto en sus manos y ofreció una solución para su aldea.

Poniendo en práctica el refrán de 'si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña', el hombre decidió construir su propia iglesia, usando como principal material la nieve, un elemento que se puede encontrar en grandes cantidades en estas latitudes.

La iglesia de nieve es completamente funcional y en ella se pueden ver íconos ortodoxos e incluso muebles hechos de nieve. Las bajas temperaturas de la región son un obstáculo para recorrer las distancias que separan a los pequeños pueblos de las grandes ciudades. Pues, aquí está la solución 'casera'.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada