Un Buda antiguo emerge de las aguas en China



Las recientes obras de renovación en un embalse chino contribuyeron al hallazgo de una estatua de Buda de más de 350 años de antigüedad, según ha informado la agencia estatal de noticias Xinhua.

La estatua, probablemente construida durante la dinastía Ming (1368-1644), fue descubierta en diciembre de 2016 después de que descendiera en más de 10 metros el nivel de las aguas tras la reparación de la escotilla del embalse de Hongmen, en la provincia de Jiangxi —al sureste del país asiático—.

Los arqueólogos también hallaron unos agujeros rectangulares. Según creen, son marcas evidentes de que un templo podría haber estado ubicado a los pies del Buda, bajo el agua. El lago artificial fue construido en 1958, según el medio.

Además, barajan la posibilidad de que el embalse de Hongmen esté situado sobre las ruinas de la antigua ciudad de Xiaoshi, un importante centro de transporte entre las provincias de Jiangxi y Fujian.

Fuente



0 comentarios:

Publicar un comentario