Chupacabras: la ciencia desmonta el mito


Esta criatura misteriosa —que, según la creencia popular, mata al ganado chupándole la sangre— es conocida en todo el mundo, desde América Latina hasta Rusia, sin embargo, hasta el momento, había pocos datos que pudieran confirmar su existencia, según informa la BBC.

Visto por primera vez en Puerto Rico en 1995, el primer chupacabras se describió como un extraño animal bípedo de entre 1,2 y 1,5 metros de altura, con grandes ojos y largas garras. Su popularidad se disparó en internet gracias a los aficionados al misterio y los temas paranormales.

Sin embargo, a principios de la década de los años 2000, aparecieron informaciones acerca de un supuesto chupacabras 'diferente' —que no tenía pelo y caminaba a cuatro patas—. Además de las pruebas proporcionadas por algunos testigos, los residentes locales también encontraron 12 supuestos cuerpos de estas bestias en el estado de Texas, así como en otras regiones del sureste de EEUU.

El investigador Benjamin Radford, del Comité para la Investigación Escéptica (EEUU), decidió viajar a Texas para ver al chupacabras con sus propios ojos. Tras realizar pruebas de ADN a estos cuerpos sin pelo y deteriorados, Radford llegó a la conclusión de que eran perros, coyotes, mapaches o incluso peces.

"Cuando tienes un cuerpo, todo cambia. Puedes tomar muestras de ADN, muestras de huesos, tienes morfología", comentó Radford a la BBC.

Según comentó al medio la profesora Allison Diesel, de la Universidad de Texas A&M y especialista en enfermedades de la piel, estos chupacabras son en realidad perros afectados por sarna sarcóptica, causada por ácaros.

"Los perros sarnosos son casi calvos, con partes de la piel roja o casi negra, y muy gruesa", explicó.

En lo que respecta a las heridas y la falta de sangre que presentaban las víctimas del chupacabras, Radford explicó que "el corazón [de las presas] deja de latir y no hay presión sanguínea… La sangre se filtra hacia la parte interior del cuerpo, donde se coagula y se espesa. Es lo que se conoce como lividez, y da la impresión de que al cuerpo le han extraído toda la sangre", subrayó Radford.

De acuerdo con este científico escéptico, la primera persona que vio a esta criatura hace más de 20 años, —la puertorriqueña Madeylen Tolentino— tuvo una imaginación muy rica y se inspiró en las criaturas de la película 'Especies', dirigida por Roger Donaldson y estrenada aquel mismo año.

"Desde mi punto de vista, no hay ninguna razón para creer que exista algo extraordinario en los ataques al ganado", concluyó este escéptico, que agregó también que "el chupacabras es el primer monstruo de la era internet".

Foto: Pixabay ©

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario