Abuela británica dio a luz a su nieto


Julie Bradford tiene 45 años, es británica y acaba de dar a luz a su propio nieto. La mujer es madre de Jessica Jenkins de 21 años, quien quedó infértil hace tres años, luego de recibir tratamiento por un cáncer cervical.

Esa fue la razón por la británica decidió prestar su vientre para que naciera el bebé de su hija.

Según informaron medios internacionales, Jessica y su marido Rees, decidieron hacer un tratamiento por fertilización in vitro a comienzos de este año. Y para ello, contaron con los óvulos que congeló la joven, antes de ser sometida a quimioterapia.

Lograron sacarme 21 óvulos antes de que empezara la quimioterapia, pero sólo 10 sobrevivieron. Estos fueron fertilizados y se transformaron en embriones, los dejaron crecer por dos semanas y luego los congelaron”, contó la joven.

En mayo de este año descongelaron un embrión y lo implantaron en el útero de mi madre“, agregó.

Finalmente, Jack nació el viernes pasado, peso cerca de 3 kilos y presentó un excelente estado de salud.

Vientre prestado

Por su parte, Julie Bradford comentó que estos últimos tres años para ella habían sido muy duros, “me sentía inútil mientras Jessica agonizaba por su cáncer“, dijo.

Siempre supe que desde muy pequeña Jess quería ser mamá. Cuando el cáncer le quitó la posibilidad de llevar a su propio hijo en su vientre todos nos sentimos destrozados. Ahí me di cuenta de que si podía prestarle el vientre a Jess, podría retomar el control“, agregó.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada