Los cinco testamentos más inusuales del mundo


La noticia de la supuesta decisión del millonario español-mexicano Antonino Fernández de dejar su herencia a los habitantes de su pueblo natal en España inmediatamente se ha hecho viral y ha sido recibida con gran alegría.

Lastimosamente, esta información ha sido desmentida. Les ofrecemos varios otros casos en los que los ricos han dejado grandes sumas de dinero para inesperados beneficiarios.

George Bernard Shaw

El autor y dramaturgo irlandés George Bernard Shaw, conocido por sus obras como ' Pigmalión' y 'Hombre y Superhombre', era un ferviente partidario de una reforma del inglés ya que considerada que el alfabeto latino era inadecuado para este idioma.

Murió en 1950 y destino toda su fortuna a la creación de un nuevo alfabeto. El 'Shavian' fue el alfabeto creado tras una competición que tenía como premio unas 500 libras esterlinas (equivalentes al día de hoy a 16.000 libras o 20.000 dólares). Shaw estipuló que el nuevo alfabeto debería tener al menos 40 letras, ser tan fonético como sea posible, y ser completamente nuevo y distinto. También dijo que su obra 'Androcles y el león' debía ser impresa en el alfabeto ganador. Ronald Kingsley Read ganó la competencia pero muy pocas obras han sido publicadas en el nuevo alfabeto.

Leona Helmsley

Leona Helmsley era una extravagante empresaria estadounidense que se convirtió en presidenta de la cadena hotelera Helmsley en 1980 tras su matrimonio con Harry Helmsley, un inversionista inmobiliario y corredor de Nueva York. Antes de su matrimonio, Harry Helmsley había acumulado una fortuna de unos 5.000 millones de dólares en propiedad inmobiliaria, que incluían el Empire State Building.

Sin embargo, en 1989 Leona fue condenada por evasión de impuestos, por lo que pasó 19 meses en una prisión federal. Su mal comportamiento le ganó el apodo de la 'Reina del mal'. También se hizo famosa por sus palabras: "Solo gente poco importante paga impuestos".

Al morir en 2007, Leona Helmsley dejó la mayor parte de su fortuna, estimada en más de 4.000 millones de dólares, a la Fundación Benéfica de Leona M. y Harry B. Helmsley para perros. Dos de sus nietos recibieron 10 millones de dólares según el testamento, siempre y cuando visitaran la tumba de su padre cada año. Sin embargo, los otros nietos no obtuvieron nada. Asimismo, dejó 12 millones de dólares a su perro maltés Trouble. La suma fue reducida por un juez a 2 millones de dólares por ser 'excesiva'.

Charles Vance Millar

Charles Vance Millar era un abogado e inversionista de Toronto a quien le gustaban mucho las bromas. Uno de sus trucos favoritos era dejar dinero en la acera para ver a los transeúntes agarrar el dinero.

Millar murió en 1926 a la edad de 73 años sin descendientes. En el preámbulo para su testamento, Millar confesó sus intenciones de aprovechar la oportunidad de seguir divirtiéndose incluso más allá de la tumba. "Este testamento es inusual y caprichoso porque no tengo seres cercanos y carezco del deber de dejar propiedades a nadie tras mi muerte y lo que dejo es prueba de mi locura en la recolección y retención de más de lo que requería en mi vida".

Su propiedad en Jamaica la dejó a tres abogados que se odiaban. Unas acciones de una cervecería se fueron a unos líderes religiosos conocidos por sus opiniones estrictas y limitadas. Y el resto de su patrimonio estaba destinado a la madre de Toronto que lograra tener el mayor número de hijos en los nueve años desde la muerte de Millar. Después de una serie de batallas legales, 570.000 dólares canadiense (equivalentes al día de hoy a 9,7 millones de dólares canadienses o 7,2 millones de dólares estadounidenses) se repartieron entre cuatro madres que habían dado a luz a nueve niños en el área de Toronto.

Rolf Eden

El testamento del empresario alemán de 86 años de edad Rolf Eden ya se ha hecho famoso por su inusual contenido, aunque él no ha muerto todavía. Eden es un expropietario de un club nocturno de Berlín, conocido además por ser un playboy y por tener siete hijos con siete mujeres diferentes.

En 2007 demandó a una chica de 19 años por discriminación después de que ella le dijera "eres demasiado viejo para mí". Posteriormente retiró la demanda. En su testamento, Eden ha declarado que si muere al tener relaciones sexuales, la mujer involucrada recibirá una gran suma de dinero: 250.000 euros (265.000 dólares).

Evgueni Pushenko

Evgueni Pushenko se hizo rico en la década de los 90. La caída de la Unión Soviética le permitió construir una fábrica de ropa en su ciudad natal de Vladivostok, Oriente Lejano de Rusia. Pronto el negocio tuvo en auge, e incluso, tenía 50 empleados. Sin embargo, Pushenko se sentía vacío.

Un día entregó las llaves de su fábrica a sus amigos para hacer una peregrinación a Jerusalén. Durante tres años, Pushenko caminó 15.000 kilómetros a través de varios países hasta llegar a su destino. Después de haber terminado su peregrinación, Pushenko se rebautizó Athanassios y se retiró al monte Athos en Grecia donde desde entonces ha residido en un monasterio.

Foto: © Flickr/ reynermedia

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada