Muere el exorcista más célebre del mundo


Gabriele Amorth —el único exorcista del Vaticano— falleció de una afección pulmonar a la edad de 91 años, según informó BBC.

Nacido en 1925 en Módena, Italia, a los 22 años se unió a la Sociedad de San Pablo, y en 1951, fue ordenado como sacerdote. Durante decenas de años fue ayudante del padre Candido Amantini, antes de sucederlo en 1990.

En 1985, Amorth fue nombrado exorcista de la diócesis de Roma por el cardenal Ugo Poletti. Cinco años más tarde, fundó la Asociación Internacional de Exorcistas (AIE), que presidió hasta el año 2000. Actualmente, la organización cuenta con más de 250 exorcistas de 30 países.

Además de ser exorcista —el sacerdote realizó unos 70 mil exorcismos a lo largo de un período de 30 años—, publicó diez libros sobre el tema, entre ellos, "Narraciones de un exorcista", "Un exorcista cuenta su historia", "Un exorcista: Más historias" y "Más fuertes que el mal".

En varias entrevistas, criticó al grupo terrorista Daesh (Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países), declarando que matar en nombre de Dios es un acto "satánico". En sus últimas publicaciones en las redes sociales, identificó a la agrupación yihadista con Satanás.

En una entrevista de 2006 con la Radio del Vaticano, consideró que los famosos dictadores Adolf Hitler y Iósif Stalin estuvieron poseídos por el demonio. Las declaraciones del sacerdote causaron gran controversia en todo el mundo.

"Esto se ve en sus acciones, en su comportamiento y en los horrores que cometieron", subrayó.

En una entrevista con The New York Times, criticó las novelas de la escritora británica J.K. Rowling sobre el pequeño mago Harry Potter y sus amigos. Además, declaró al periódico The Washington Post que vio levitar a dos personas poseídas.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario