Nostradamus ¿Profeta o charlatán?


El 2 de julio hace 450 años murió el astrólogo más famoso de todos los tiempos, de quien se asegura que sus profecías se han cumplido al pie de la letra, y lo más escalofriante, varias están pendientes, pues habrán de concretarse en años próximos, algunas realmente alarmantes, de gran pesadumbre para la humanidad.

Michel de Nostradamus, médico y alquimista de origen judío, quien falleció el 2 de julio de 1566 en Salon-de-Provence, Francia, está considerado por muchos como un verdadero profeta y por otros como un charlatán, por las predicciones que dejó en su principal obra “Centurias astrológicas”, algunas de las cuales se cumplieron cuando aún vivía, y otras se han venido sucediendo a través del tiempo. Había nacido el 14 de diciembre de 1503 en Saint-Rémy-de-Provence.

La fama llegó a este vidente con la peste bubónica que arrasó el sur de Francia en 1525, cuando Michel trató valientemente a los enfermos de tan contagioso mal, en tanto muchos médicos huían empavorecidos ante la epidemia. Nostradamus se constituyó en un héroe al atender a miles de afectados.

Pero, por otro lado, al parecer, varias de sus profecías no se cumplieron, por lo que también ha sido acusado de charlatán, aunque sus defensores dicen que ello se debe a que sus ‘centurias’, por la forma en que las redactó (en cuartetos, y a veces un poco oscuros), no han tenido una interpretación correcta. También se le señala la falta de fundamento en situaciones que dejó previstas, y que algunos sucesos ocurridos son meras coincidencias con sus visiones. Entre sus supuestos yerros se señala el haber dejado escrito que China y Rusia irían a una gran guerra en 1997.

Predicciones escalofriantes
Lo angustiante es lo que estaría por venir, lo que habría de vivir la humanidad en años próximos, conforme a las visiones de este cabalista. Seguidamente se enumeran algunas de ellas.

Guerra de 27 años. En este año 2016 se habrá de iniciar una guerra cuya duración será de 27 años. Ante ello, ya hay quienes consideran que los repetidos hechos terroristas en diversos países europeos y Estados Unidos, la interminable guerra en Siria, son solo el preludio de ese acontecimiento bélico, que llegará a su clímax con el avistamiento de un cometa dentro de pocos años. Habrá combates nucleares y desastres naturales.

Terremoto devastador. Estados Unidos habrá de sufrir pronto el más destructivo terremoto de su historia.

Crisis económica. El mundo habrá de vivir una gran crisis económica, la cual no solo ocasionará la muerte de cientos de miles de personas en situación de pobreza, sino que también arrasará con magnates o individuos de grandes fortunas. Los embates económicos incluyen la desaparición del pago de impuestos. En palabras de Nostradamus: “Las personas se niegan a pagar el impuesto al rey. Ese día muchos van a celebrar la libertad en un país que grava sin piedad”. ¿No está hoy en línea esta visión con la creciente crítica a los gobiernos que hacen mal uso de los tributos, así como con las diversas modalidades a que se recurre para evadir el pago al fisco?

Calentamiento global. Este adivino francés también vaticinó una clase de calentamiento global, el cual habrá de quemar los campos por el excesivo calor. ¿No es este un tema cotidiano hoy en día, con el cambio climático, las sequías, el incremento de la temperatura, y la afectación de la tierra de labranza?

Novedades positivas
Pero no todo es un porvenir negro, desastroso o doloroso para la humanidad.

Nostradamus dejó escrito que gracias a las ciencias médicas las personas llegarán a vivir hasta 200 años y que los seres humanos aprenderán a hablar con los animales. “Los cerdos se convertirán en un hermano para el hombre”, según sus palabras, aludiendo con ello a la telepatía que se establecerá con las mascotas.

Anticipa el advenimiento de una clase da aparato con el cual las personas podrán comunicarse por encima de las barreras idiomáticas. “Después de la invención de un nuevo motor, el mundo será como en los días antes de Babel”, según escribió este astrólogo que, por un lado dejó escalofriantes profecías, y por otro avances científicos que habrán de deparar una vida más cómoda a la humanidad.

Lo cierto es que ante lo que expresó Nostradamus, quien murió hoy hace 450 años, nadie puede ser indiferente, ya sea para rechazar sus profecías, o ya sea para estremecerse con la certidumbre de sus predicciones.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario