3 amenazas podrían acabar con la vida en la Tierra


Esto no es ciencia ficción. Varios científicos advierten de tres peligros naturales extremos que podrían acabar con la vida tal y como la conocemos, incluida nuestra existencia.La web de la revista Science hace una recopilación de estos grandes riesgos:

1. El sol

La mayor amenaza para la civilización podría venir de la estrella que permite la vida: el Sol. El 23 de julio de 2012, el Sol lanzó una nube de plasma magnetizado que atravesó la órbita terrestre. La Tierra consiguió esquivarlo, pero si la erupción se hubiera producido una semana antes, nos habría golpeado de lleno. El impacto solar podría haber causado estragos en la red eléctrica, los satélites y GPS, perturbando ampliamente nuestras vidas. Los efectos habrían sido catastróficos y el mundo habría necesitado de cuatro a diez años para recuperarse.

2. Un asteroide

Un asteroide de 10 kilómetros de ancho fue el culpable de que los dinosaurios desaparecieran de la faz de la Tierra, pero no hace falta una roca espacial de ese tamaño para hacernos daño. Dependiendo de la velocidad y el ángulo de enfoque, un objeto tan pequeño como de 1 kilómetro de ancho podría expulsar suficiente roca pulverizada para bloquear el Sol durante meses. En conjunto, el humo de los incendios y el polvo podrían convertir el planeta en un lugar inhóspito, causando pérdidas de cosechas y hambruna masiva.

3. Un supervolcán

Cada 100 mil años, en algún lugar de la Tierra, una caldera de hasta 50 kilómetros de diámetro entra en colapso y expulsa violentamente el magma acumulado. «El supervolcán resultante es imparable y tiene una ferocidad destructiva», dicen en Science. Los lugares que permanecen activos en la actualidad incluyen el Monte Toba, en Indonesia; Yellowstone, en Estados Unidos; la Caldera de Long Valley, en California; la zona volcánica de Taupo, en Nueva Zelanda, y varios lugares en los Andes.

Ninguna de estas zonas de peligro representa ahora una amenaza. Pero en el caso de una nueva erupción, todo a menos de cien kilómetros de distancia quedaría incinerado

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario