Ex Miss Turquía condenada por insultar al presidente


(AFP) Una ex Miss Turquía fue condenada a un año y dos meses de prisión en suspenso por haber compartido en su cuenta de Instagram un poema que contiene insultos contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Merve Buyuksarac, de 27 años, fue coronada Miss Turquía en 2006.

La justicia le recriminaba haber publicado una versión del himno nacional turco que contiene insultos contra el presidente Erdogan en 2014, cuando todavía era Primer ministro.

La joven fue condenada por un tribunal de Estambul por “insulto a una autoridad del Estado” pero la ejecución de su pena ha sido postergada, indicó la agencia de prensa Dogan.

Brevemente arrestada en enero de 2015, la joven admitió entonces a los investigadores haber compartido un fragmento de un texto publicado en un semanario satírico pero afirmó no haber “querido” insultar al presidente.

Los abogados de Erdogan defendieron no obstante que el hecho de compartir el poema no entraba en el “contexto de la libertad de expresión” y sobrepasaba “los límites de la crítica” al “humillar” al presidente Erdogan.

Los procesos por injurias a Erdogan se han multiplicado desde su elección como jefe de Estado en agosto de 2014, un signo, según sus detractores, de una deriva autoritaria.

Casi 2.000 procesos judiciales se han entablado en Turquía en contra de artistas, periodistas e incluso particulares.

Este es el poema por el que la condenaron:

EL POEMA DE LA CONDENA

Durante once años robé, y seguiré robando.
¿Quién será el loco que me juzgue? Lo dudo
Soy como un aluvión que brama, el Derecho sobrepaso
Siguiendo licitaciones y cobrando sobornos, así es como vivo [1]
Si en casa he escondido unos cuantos miles de millones de dólares, tengo un hijo como Bilal que puede borrar las huellas [2]
¡Nación, no temas al monstruo de Pensilvania! [3]
Tengo votantes que dicen: “Bueno, roba, pero algo sabrá…

[1] Se refiere al presunto caso de corrupción del que se acusó a su círculo más cercano en diciembre de 2013.

[2] El hijo de Erdogan se llama Bilal y en febrero de 2014 una presunta conversación entre ambos se filtró en Internet. En ella, Erdogan pedía a su hijo que se deshiciese de elevadas cantidades de dinero y el hijo respondía que no sabía cómo hacer desaparecer los restantes 30 millones de euros. El Gobierno afirmó que el audio era un montaje.

[3] Se refiere al predicador Fethullah Gülen, residente en Pensilvania (EE UU). Hasta hace unos años, un gran aliado de Erdogan, pero actualmente su mayor enemigo. El Gobierno turco considera que la investigación judicial sobre los casos de corrupción fue un montaje de los miembros de la cofradía de Gülen. Información de El País de España

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario