Extraterrestre: Ondas de radio fuera de la Vía Láctea


Por primera vez, los astrofísicos, con ayuda de los observatorios ópticos y radiotelescopios, han localizado el lugar de origen de las explosiones de radio rápidas (FRB, por sus siglas en inglés), que anteriormente la cultura popular atribuía a extraterrestres.

Las primeras señales de radio se registraron en 2007 y desde entonces los científicos han detectado 17 explosiones. Las emisiones de radio FRB aparecen temporalmente y de manera aleatoria, así que no son solo difíciles de encontrar sino de estudiar.

Los impulsos de radio duran solo unos milisegundos, pero en ese momento los impulsos emiten tanta energía como nuestro Sol emite durante días o incluso semanas.

Hasta ahora, su origen era desconocido, los científicos no sabían qué generaba estas señales tan cortas y agudas. Esto llevó a distintas especulaciones. Según algunas teorías, las explosiones se producían por choques entre objetos astronómicos. Según otras, estas fueron creadas artificialmente, por los extraterrestres.

Desde abril de 2015, los astrónomos están involucrados en el estudio del origen del impulso de radio que por primera vez fue registrado junto con la señal. Los científicos disponen de varios telescopios en todo el mundo, y su escrupuloso trabajo les llevó a una lejana galaxia elíptica, situada a 6 mil millones años de luz de la Tierra.

"Al final hemos sido capaces de identificar el anfitrión de las señales FRB", comentó el descubrimiento el líder del equipo astronómico, Evan Keane.

La galaxia es relativamente antigua por lo tanto produce nuevas estrellas en raras ocasiones. Por eso, el equipo de Keane supone que las ondas de radios surgieron por el choque entre dos estrellas de neutrones. La brevedad del impulso de radio es consistente con el tiempo que se espera para tal evento. Por eso, se excluyen las colisiones entre objetos más grandes, tales como enanas blancas y las supernovas.

La revelación abre paso a estudios más profundos dentro de la cosmología. Según el modelo cósmico actual, el universo aproximadamente lleva un 70 por ciento de energía oscura, un 25 por ciento de materia oscura y un 5 por ciento de materia ordinaria. El último "ingrediente" es lo único que vemos, y los astrónomos han conocido la mitad de la materia ordinaria, y al resto se han referido como "faltante".

"La buena noticia es que nuestras observaciones han detectado la materia que nos faltaba. Es la primera vez que usamos la señal FBR para llevar a cabo una medición cosmológica", explicó Kean.

"Este campo de estudio está a punto de terminar de ser un curioso espectáculo de los fenómenos astrofísicos y hacerse un área principal de investigación", concluyó Keane.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario