¿Una guerra Apocalíptica en el 2016?


Venga ya, la prensa sensacionalista británica es conocida por las disparatadas historias que publican diariamente y es que al existir una competencia feroz entre los tabloides que allí se editan - sea el Mail, el Star, el Mirror, el Express o el Sun - hacen lo indecible por ser mas “convincente” que los otros. Amarillistas a más no poder, uno se atiene a las consecuencias cuando decide leerlos.

Uno de ellos (The Daily Star) ha rescatado recientemente del olvido una curiosa “profecía” de un desconocido rabino judío - el cual se dice que tiene una antigüedad de 200 años – que mas me parece propaganda del Mossad para tratar de “justificar” la agresiva política de los sionistas en la zona. En efecto, con las tensiones crecientes entre Rusia y Turquía, debido a la complicidad del despreciable dictador turco Recep Tayyip Erdogan con el terrorismo, al apoyar abiertamente a ISIS (un grupo creado y financiado tanto por los EE.UU. como por Arabia Saudita y entrenados en campos de Turquía y Jordania para desatar el terror en Siria e Irak, “justificando” así la injerencia estadounidense en la región) muchos se preguntan si el mundo está siendo testigo del cumplimiento de esta “profecía” que anuncia un Apocalipsis nuclear para el 2016.

Se dice que justo antes de su muerte en 1797, un rabino judío conocido como el Gaón de Vilna (Lituania) dejó a sus seguidores una declaración profética sobre dos eventos específicos que sucederían poco antes de la aparición del Mesías. Luego de estar "muy bien guardado" por más de 200 años, el rabino Moshe Shternbuch, un bisnieto del Gaón de Vilna, compartió la “profecía” públicamente por primera vez en el 2014 con el rabino Lazer Brody - nacido en Estados Unidos y profesor de Ashdod - en marzo de ese año, la cual dice lo siguiente:

"Cuando escuchen que los rusos han ocupado la península de Crimea, usted debe saber que los tiempos del Mesías han empezado y que sus oraciones han sido escuchadas. Y cuando usted escuche que los rusos han llegado a la ciudad de Constantinopla, (actual Estambúl) usted debe ponerse la ropa del Shabat (sábado) y no se las quite, porque significa que el Mesías ha de venir en cualquier momento".

En esta “profecía”, Gaón de Vilna mencionó dos signos de la inminente llegada del Mesías - Rusia reincorpora la península de Crimea e invade la ciudad turca de Constantinopla (ahora Estambul). Se dice que la primera “profecía” se cumplió en el 2014, cuando Rusia reincorporó Crimea, la cual estuvo ilegalmente en manos ucranianas desde 1954 por una arbitraria disposición del dictador comunista Nikita Krushev - ucraniano de nacimiento - quien se la “regaló” a su país de origen.

Las tensiones actuales entre Rusia y Turquía, entre ellos el derribo en Siria de un avión de combate ruso por parte de Ankara en noviembre mientras bombardeaba posiciones de ISIS (ya que dichas incursiones están arruinando el lucrativo negocio de la venta de petróleo robado a Siria e Irak por parte de Turquía) están preparando el escenario para la segunda señal, como es la invasión rusa de Constantinopla - la actual Estambul - “que se producirá pronto”. La disparatada “profecía” del Gaón de Vilna se ve “reforzada” por la existencia de otra semejante, la de un judío conocido como el Baal Shem Tov, fundador del judaísmo jasídico, quien aseguro que “Rusia se unirá a los musulmanes en su guerra contra Israel”.

Venga ya, para cualquiera que tiene un mínimo conocimiento de historia sabe muy bien que dicha “profecía” se refería en realidad a una serie de guerras que ocurrían en ese momento contra el decadente imperio otomano organizadas por los zares rusos desde 1568 quienes al declararse herederos de Bizancio, los combatieron sin descanso y como producto de esas continuas guerras, liberaron varios países de Europa Oriental del yugo turco, como Bulgaria, Serbia, Albania, Grecia y Rumania, así como la península de Crimea que volvió a manos rusas en 1783.

Es mas, entre los planes de Catalina II estaba el liberar Constantinopla (conquistada por los turcos en 1453) vengando a los bizantinos y restaurando su Imperio, pero la intervención de las potencias occidentales evitaron que ello ocurriera, salvando a Turquía, considerado el enfermo de Europa, de su desaparición. A ese tiempo se estaba refiriendo dicha “profecía” escrita por esos años, si es que es autentica y no al momento actual como pretende presentarla el Mossad de manera interesada. Y es que tras el reciente derribo del caza ruso por Turquía en territorio sirio, el Presidente ruso Vladimir Putin ha advertido que aplastará “de una manera fulminante” a quien ataque a sus tropas, lo que algunos ven en ello como el “cumplimiento” de dicha “profecía” ya que podría utilizar armas nucleares.

Si bien es cierto que muchos analistas consideran que en el 2016 las relaciones entre ambos países se deterioraran aun más - sobretodo por la decisión de Erdogan dada a conocer esta semana de armar a grupos de terroristas tártaros para “liberar” Crimea - no seria necesaria una guerra nuclear para aplastar a Turquía. Con su ejército convencional, los rusos los borrarían del mapa antes que puedan intervenir en su ayuda los EE.UU. y sus secuaces de la OTAN. Y sería lo mejor para todos. Qué curioso que dicha “profecía” recién se haga conocida justo en este momento - por obra del Mossad - tratando de presentar a Rusia como la “agresora” cuando es Turquía la única responsable de lo que pueda suceder por sus pérfidas acciones ¿no lo creen ustedes?

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario