Un cachalote muerto en la costa noreste de Inglaterra


Científicos investigan las causas de la aparición y muerte de familias de cachalotes en arenales del norte de Europa en lo que va de mes.

El último cetáceo se descubrió este lunes en un antiguo campo de tiro de Linconshire, condado del noroeste de Inglaterra, que sirvió como prácticas con bombas durante la Segunda Guerra Mundial.

A corta distancia de la misma costa, en la playa de Skegness, aparecieron cuatro cachalotes moribundos este fin de semana.

Cientos de curiosos se acercaron a los mamíferos el domingo y algunos presentaban grafiti en sus aletas y en el lomo.

Entre los signos marcados en los cuerpos de los mamíferos se podía ver el signo de la CND, la campaña a favor del desarme nuclear.

En otro animal, alguien escribió "Mans fault", en probable alusión al factor humano como causa de su muerte en la popular playa de Skegness.

Los expertos advierten de que se trata del mayor estancamiento de esta variante de ballena en la costa inglesa desde que comenzaron los registros en 1913.

Científicos británicos investigan además si este grupo de cachalotes tiene alguna conexión con otras doce especias que han aparecido en la isla holandesa de Texel y las islas alemanas de Wangerooge y Helgoland desde el pasado 11 de enero.

"Es un incidente muy inusual que lleva a cuestionar en primer lugar por qué estaban en el Mar del Norte", señaló al diario The Guardian Rob Deaville, gestor del Programa de Investigación sobre Varamientos de Cetaceos en Reino Unido, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente y Asuntos Rurales.

Los cachalotes necesitan aguas más profundas que las del Mar del Norte y es posible que se desviaran de su ruta habitual en busca de comida antes de encallar en la arena.

Las autoridades advierten al público del peligro que conlleva acercarse al animal descubierto ese lunes en el abandonado campo de prácticas militares del condado de Linconshire.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario