Corea del Norte, lista para una guerra total


Corea del Norte está preparada para una guerra total para proteger el modelo elegido por su pueblo, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano.

Nuestro Ejército y el pueblo no solo están preparados para realizar acciones de respuesta y de venganza, nuestro pueblo está preparado para una guerra total para proteger a precio de su vida el sistema que había elegido”, dice el comunicado citado por la agencia Yonhap.

El embajador embajador norcoreano en Rusia, Kim Hyun-joong, a su vez declaró que Corea del Norte no está interesada en escalar la situación en la península coreana a diferencia de Estados Unidos y Corea del Sur.

"No estamos interesados en una escalada de tensiones en la península coreana; están interesados en ello EEUU y Corea del Sur que deben comportarse razonablemente", dijo.

El diplomático afirmó que las fuerzas surcoreanas y estadounidenses realizan anualmente ejercicios militares conjuntos para preparar un golpe de Estado en Corea del Norte.

"No ocultan que el objetivo de estos ejercicios a gran escala es prepararse para la guerra y ocupar nuestro país para derrocar nuestro régimen político", manifestó el embajador al justificar de este modo el incremento del arsenal de disuasión nuclear por parte de Pyongyang.

Agregó que Seúl optó por una provocación "insensata" y "merecedora de castigo" al lanzar 36 proyectiles de artillería contra los puestos de la policía en el territorio norcoreano.

"Esperamos que no solo Rusia sino el mundo entero comprendan el significado verdadero del incidente de hoy y hagan su aporte para distender la situación en la península de Corea", respondió a la pregunta si Pyongyang espera el respaldo de Rusia.

Según Kim, Corea del Sur no ha presentando ninguna prueba de que fue el Norte quien desató la víspera el intercambio de disparos de artillería.

"Si afirman que nuestro país fue el primero en disparar, el Sur debe indicar de dónde disparamos, dónde cayó y de qué tipo era el proyectil; no dicen nada concreto", expresó el embajador norcoreano.

Este sábado expira un ultimátum de Pyongyang para que Seúl termine su campaña de propaganda a través de los altavoces en la frontera común.

Corea del Sur, por su parte, rechazó desmantelar los altavoces y puso en alerta máxima a sus Fuerzas Armadas.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario