En Chile se crea una iglesia por día


Entre junio de 2011 y mayo de este año se registraron oficialmente en Chile 1.504 nuevas iglesias, lo que equivale a un promedio de 376 por año o a una por día, según un artículo publicado este lunes por el diario El Mercurio.

Los datos fueron recabados del Diario Oficial, donde se debe publicar el nombre de cada nueva iglesia, según la ley de culto 19.638 de 1999 que otorga a las instituciones religiosas derecho a adquirir la calidad de personas de derecho público.

La gran mayoría de estas iglesias son evangélicas pentecostales en este país tradicionalmente católico.

"Hoy día, seis personas pueden constituir una entidad religiosa de derecho público si demuestran que lo son ante el Ministerio de Justicia", dijo a Sputnik Nóvosti el director de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR), Humberto Lagos.

"Se trata de promover el derecho humano a la religión", justificó el funcionario.

La inscripción es gratuita y de momento hay más de 3.500 solicitudes y 2.600 instituciones ya registradas, de las cuales 2.000 son pentecostales, dijo Lagos.

Para lograr el registro se debe presentar el nombre y el domicilio, e indicar con precisión los valores y fundamentos de la fe que profesan sus responsables, además de declarar en estatutos cómo se van a tratar las compras y ventas de inmuebles y cómo van a ingresar, permanecer y salir o ser expulsados los fieles.

"Las organizaciones que quedan registradas tienen absoluta libertad, no hay controles estatales sobre su religión, pero deben ajustarse al derecho y a las normas vigentes (que son de) respeto de la sociedad chilena", puntualizó Lagos.

Según el funcionario, esta enorme cantidad de iglesias no obedece a que los fieles de los credos tradicionales estén migrando a nuevas religiones, sino a que "el universo pentecostal está marcado por fuertes procesos de atomización", según dijo a El Mercurio.

Esto puede determinar que se abran distintos templos de un mismo credo y que cada uno figure inscrito como una iglesia diferente.

Mientras, la Iglesia Católica, que es mayoritaria en este país, figura como una unidad en la suma de todos sus templos.

La ley 19.638 cuestiona a quienes la aprobaron, "en tanto es complejo diferenciar qué se entiende por culto", dijo a Sputnik Nóvosti el diácono Jaime Coiro, portavoz de la católica Conferencia Episcopal de Chile.

Según Coiro, "aun cuando dicen tener un trasfondo espiritual, (algunas) no son organizaciones que se tienen con identidad religiosa", señaló.

Coiro celebró en nombre del catolicismo que las minorías puedan tener la posibilidad de expresar, pero también indicó que el Estado, a través de la ONAR, debe exigir las mínimas garantías de una iglesia para ser reconocida.

A su juicio, "la diferencia entre una iglesia y una secta es crucial" y es "el Estado el encargado de fiscalizar que una familia no abra una entidad religiosa con finalidad económica o para generar un engaño", enfatizó.

Chile es un Estado secular desde la reforma constitucional de 1925. Según datos de la Conferencia Episcopal, 67% de la población es católica.

Foto: © REUTERS/ Henry Romero

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario