El Papa inicia gira por América Latina


El papa Francisco comienza este domingo una gira por Ecuador, Bolivia y Paraguay con la que busca oír a las "víctimas de la cultura del descarte" en naciones periféricas afectadas por la pobreza, y con la intención de abonar la reserva espiritual más importante de la catolicidad: América Latina.

Se trata de la primera visita de Jorge Bergoglio como Papa a países sudamericanos de habla hispana, luego de haber visitado en 2013 a Brasil en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud.

"Quiero llevarles la ternura y la caricia de Dios a los que son víctimas de esta cultura del descarte", declaró en vísperas de la gira Francisco, quien tiene previsto reunirse con los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia) y Horacio Cartes (Paraguay).

El máximo líder de la Iglesia Católica arribará a Ecuador este domingo 5, para continuar su gira el miércoles 8 en Bolivia y trasladarse a Paraguay el viernes 10.

Su llegada genera expectativas por sus encuentros previstos con organizaciones indígenas, colectivos de la comunidad LGBT y diversos sectores sociales, así como por el impacto de sus últimas declaraciones relacionadas con el medio ambiente y los anuncios de que en su estadía en Bolivia masticará hoja de coca para sobrellevar los efectos de la altura.

Religiosidad popular

Pero pese a su imagen progresista y de apertura, el papa argentino "no es un rupturista", sino más bien un "hombre de su tiempo" y una pieza más en el proceso de acercamiento del Vaticano hacia las poblaciones marginadas de Latinoamérica de las últimas décadas, opinó Fernando Aguerre, profesor de historia en la Universidad de Montevideo, en diálogo con Sputnik Nóvosti.

En el fondo, Bergoglio, de 78 años, es parte de una "continuidad" de la Iglesia Católica, de una política de acercamiento iniciada por el papa Juan Pablo II (1978-2005), aunque se destaca por sí por su origen latinoamericano, su impronta personal de sencillez y su "cercanía con los pobres", añadió.

Francisco es el máximo exponente de la "religiosidad popular", enfoque de la fe que promueve un acercamiento a los pobres pero sin la carga ideológica ni las implicancias políticas de la Teología de la Liberación, que pone en el centro la "lucha de clases", explicó este experto en la presencia de la Iglesia Católica en América Latina.

"La religiosidad popular es pararse en una vereda distinta a la de la intelectualidad y pensar cómo vive la fe una señora mayor, un indígena, que la vive con cierto nivel de sentimiento pero de manera profunda", explicó.

Esto "se advierte muy especialmente en los países mediterráneos de América Latina, donde hay una fuerte presencia indígena, y donde desde muy antiguo prendió la fe encarnada en el pueblo. Sin duda Bolivia y Paraguay son dos ejemplos de libro de la religiosidad popular", añadió.

El experto tampoco descartó la influencia de la Compañía de Jesús (jesuitas) en la formación en Bergoglio, orden que a través de las misiones fue también fundamental en la construcción de las sociedades de países como Bolivia y Paraguay.

Hombre de su tiempo

Sobre la encíclica "Laudato Si" (Alabado sea), en la que Francisco llamó a tomar medidas contra el cambio climático, Aguerre reconoció que se trataba de un texto innovador por abordar esa temática, pero señaló que en la historia otros papas también se pronunciaron con gran impacto sobre asuntos polémicos.

"Muchos papas, sobre todo los de los últimos dos siglos, han hecho grandes anuncios.Es decir, es novedoso, que un papa dedique una encíclica a la naturaleza, porque no había esa necesidad hace 50 años, o las personas no las veían. También Francisco es un hombre de su tiempo", afirmó.

El experto citó las encíclicas "Rerum novarum" (De las cosas nuevas), de León XIII (1878-1903), que habla de las condiciones de la clase obrera, y "Pacem in terris" (Paz en la Tierra), de Juan XXIII (1958-1963), que llamaba a la armonía en medio de la Guerra Fría, que también tuvieron impacto en su momento.

"No le podemos pedir a los anteriores papas que hablen de este tema (del cambio climático), porque no le interesaban al mundo", indicó Aguerre.

Según el académico, Francisco se destaca por la sencillez de su discurso, al hablar "como el cura de un pueblo", lo cual puede tener gran impacto en América Latina.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario