Develan una escultura a Satanás en Detroit


Una noticia dada a conocer este domingo por The Independent indica que el Templo Satánico - un grupo religioso de matriz estadounidense que batalla por la separación de la Iglesia y el Estado – finalmente cumplió su amenaza y develó una escultura del Diablo de una tonelada y media de peso en Detroit (EE.UU.) en un acto realizado a medianoche del sábado, en el cual los asistentes al acto exclamaban alabanzas al demonio.

La escultura de bronce de 2,59 metros de alto, que posee cuerpo humano y lo muestra con cuernos y barba de chivo, acompañado de dos niños, del cual dicen sus seguidores que era adorado por los Caballeros Templarios - cuyo diseño y construcción ha costado a sus promotores más de 100.000 dólares, originalmente estaba pensada para ser instalada en el Capitolio estatal en Oklahoma City, hasta que el Supremo de Oklahoma desautorizó la colocación de toda representación religiosa - fue dado a conocer mientras en las afueras del lugar grupos de religiosos protestaban por ello.

Como sabéis, inicialmente estaba previsto que la estatua fuera desvelada el 25 de julio en un establecimiento ubicado en el distrito comercial Eastern Market de Detroit, pero su dueño, Bert Dearing, acabó negándose. "Detroit es una zona muy religiosa. Cuando les alquilé el lugar, creí que se trataba de una iglesia. No sabíamos que eran adoradores del diablo", declaró.

Es por ello que Jex Blackmore, líder del grupo satánico dijo que sus miembros planean transportar la escultura a Arkansas, donde a principios de este año el gobernador firmó un proyecto de ley que autoriza otro monumento junto a Los 10 Mandamientos, informó Reuters. La ubicación de la estatua de Baphomet se mantuvo en secreto hasta el último minuto para evitar las manifestaciones previstas contra su inauguración. Sin embargo no pudieron evitar que ello ocurra. Así, el reverendo David Bullock, un pastor de la Iglesia Bautista, dijo: "La última cosa que necesitamos en Detroit es permitir una fiesta de bienvenida para el mal" indicó.

Los Caballeros Templarios, una orden militar cristiana que surgió durante las Cruzadas, fueron acusados de adorar a una deidad pagana llamada Baphomet. El ídolo - dibujado por ocultista francés Eliphas Levi en el siglo XIX - fue incorporado posteriormente en diversas tradiciones ocultas y místicas.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario