Hallan nombre bíblico en una vasija de 3.000 años


El nombre está escrito en una vasija del siglo X a.C, hallada en un asentamiento a sólo 10 km de Jerusalén.

Una inscripción descubierta hace 3 años en el asentamiento arqueológico de Khirbet Qeiyafa ha visto la luz esta semana, tras los trabajos de restauración llevados a cabo por la Autoridad de Antigüedades de Israel.

En la inscripción, datada entre finales del siglo XI y principios del X a.C. - el tiempo de los reyes Saúl y David, según la Biblia – se puede leer “Isbaal, hijo de Beda”, escrito en una vasija.

En el relato de 1 Crónicas 8:33 aparece el mismo nombre, aunque en este caso, referido al hijo de Saúl, que también es identificado como Isboset en el segundo libro de Samuel.

Según el relato bíblico, este Isboset reinó tras la muerte de Saúl, como un rival de David desde el otro lado del río Jordán, fue finalmente asesinado por su propios siervos.

Sin embargo, la inscripción se refiere a un individuo diferente (hijo de Beda), pero en todo caso demuestra el uso habitual de este nombre en particular en Canaán durante este período. El contexto de este nombre en el frasco no se ha establecido, aunque se especula que podría tener relación con el contenido de la vasija.

Según los investigadores, el nombre “Baal” se refiere a una deidad cananea en el texto bíblico, aunque también puede significar “señor” o “amo” en un sentido general. La raíz “Baal” aparece en numerosos nombres bíblicos, pero desaparece de la región de Judá y de los registros arqueológicos después del siglo X a.C. (Protstante Digital).

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario