Una pequeña gigante predica en Perú


Carmen Reyes Reyes mide 100 centímetros y no tiene miedo de recorrer el peligroso pueblo “Bolívar Alto”, Biblia en mano, compartiendo el evangelio.

La predicadora de la palabra de Dios más pequeña del Perú se encuentra en Chimbote y se llama Carmen Reyes Reyes, de 45 años. Mide apenas cien centímetros y no tiene miedo de recorrer el peligroso barrio Bolívar Alto.

Todos los días desde hace 10 años recorro este pueblo predicando la palabra de Dios, no tengo temor porque sé que no estoy sola, que tengo a mi lado a un ser maravilloso que me acompaña siempre, se llama Dios y a él le debo todo”, mencionó.

Carmen es la menor de tres hermanos, vive en otra barriada de la ciudad, y todos los días regresa a Bolívar Alto para tocar las puertas del vecindario para ejercer su ministerio: la predicación de la palabra de Dios.

De niña, adolescente y hasta los 35 años he sido una mujer muy tímida, tenía vergüenza de salir a las calles por mi estatura, pero cuando conocí a Dios todo cambió para mí, me acepté como Dios me había creado y empecé a salir a las calles a llevar el mensaje de Dios a las personas”, remarcó.

Carmen Reyes se congrega en el Salón del Reino de “Bolívar Alto”, un lugar cercano al casco urbano de Chimbote, pero que tiene problemas de inseguridad.

Bolívar Alto nos necesita, Chimbote necesita de Dios, hay que compartir mensajes de paz, de reconciliación y de esperanza ante tanta noticia negativa de muertes, asesinatos, violaciones, accidentes, de eso la sociedad está cansada”, agregó.

Finalmente, esta mujer predicadora hizo un llamado a las personas que por alguna circunstancia tienen un impedimento físico, “que no es mi caso porque yo nací para ser bajita, que no se sientan menos porque Dios nos ha dado las mismas facultades a todos. Siempre tenemos un talento dentro nuestro que explotar y yo soy feliz tocando las puertas llevando la palabra de Dios a las familias” (chimboteonline.com, Protestante Digital).

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario