La extraña “desaparición” del Monstruo del Lago Ness



El Monstruo del Lago Ness ha sido uno de los grandes mitos del siglo XX. Una leyenda que vive sus horas más bajas, hasta el punto que sus más afamados defensores han llegado a afirmar que no saben nada de este, según se dan cuenta esta semana Live Science y Discovery News.

En efecto, Gary Campbell, una habitante de Inverness (Escocia) que ostenta el récord de avistamientos de esta criatura en las últimas dos décadas, aseguraba recientemente que, por primera vez desde 1925, nadie había visto a Nessie en el periodo de un año. "Es una noticia muy triste, pero no sabemos nada de ella. En los últimos años se había ido reduciendo el número de avistamientos hasta que ha desaparecido por completo" afirmó. Y sí, habló de “ella”, es porque se une a la teoría de que Nessie es hembra y de que no está sola, sino que vive acompañada por un macho o por su cría. Eso explicaría que, en 1934, dos personas aseguraran haber visto al monstruo en dos lugares del lago separados por 28 kilómetros con menos de una hora de diferencia, aunque otros apuntan a que nada a gran velocidad y podría cubrir fácilmente esa distancia en una hora, por lo que Nessie sería la única habitante del lago.

A ello se suma que en los últimos tiempos, cada vez más investigadores se han encargado de desmontar algunas de las imágenes más célebres de Nessie, demostrando que muchas de estas eran falsas o, simplemente, efectos ópticos. Esta criatura ha sido uno de los grandes atractivos turísticos de Escocia durante décadas y que a pesar de su extraña “desaparición”, sigue siendo uno de los grandes misterios que mueve el interés de cientos de viajeros cada año, de acuerdo a un listado realizado el pasado 2014. Pero la gran incógnita es si ha desaparecido para siempre o si ha preferido ocultarse durante un tiempo. Si de verdad era un animal y ha muerto o si estamos tan ocupados con los teléfonos móviles que se nos ha olvidado mirar al lago. Y eso que ahora, con la tecnología, no pasarían ni dos segundos desde que Nessie asomara la cabeza hasta que su foto colapsara las redes sociales.

Quizás sea esa el motivo de su “desaparición”, porque siempre ha sido un poco tímida y son pocas las imágenes que hay suyas. Como sabéis, el monstruo del Lago Ness es uno de los grandes y más populares misterios de siempre. Sus primeros avistamientos datan del siglo VI y VII. La primera la tomó Hugh Gray en 1933, pero no fue hasta un año después cuando The Daily Mail publicó una fotografía del célebre monstruo, hecha por Robert Kenneth Wilson. Una de las instantáneas más famosas de la historia, aunque hay quien duda de su veracidad, entre ellos los científicos, que siguen manteniendo que los avistamientos podrían tratarse de una anguila gigante, una onda acuática, una estela de algún barco o un efecto óptico, aunque habrá gente que seguirá creyendo en la existencia de Nessie. Además, nadie les podrá quitar nunca la razón porque el monstruo tiene más de 230 metros de profundidad para esconderse en el lago de aguas oscuras y corrientes extremas a menos que lo drenen. Por lo visto Google quiere mantener vivo el mito y festejo esta semana el 81º aniversario de la búsqueda del monstruo no solo con un «doodle» sino que también nos ofrece un paseo virtual por el lago, invitándonos a localizar a Nessie en sus aguas desde Google Maps Street View. Únete a su búsqueda.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario