Polémica en Brasil con la estatua de Michael Jackson



La favela de Santa Marta, localizada en las faldas del Cristo Redentor en la zona sur de Río de Janeiro, vive inmersa en la polémica tras la desaparición de las gafas en la escultura en bronce de Michael Jackson.

Erigida en 1996 tras la visita del popular cantante estadounidense, quien eligió Santa Marta como escenario del videoclip musical "They Don´t Care About Us", la escultura era todo un símbolo de reconocimiento a los habitantes de una de las favelas más bonitas y acogedoras de Río de Janeiro.

Poco después de conocerse el robo de una parte tan significativa del monumento, el guía turístico en Santa Marta Thiago Firmino posteó en las redes sociales una foto de la escultura en la que denunciaba el acto de vandalismo y exigía la devolución inmediata de los anteojos.

"Solo espero que la policía actue con contundencia y el asunto se resuelva antes de que afecte a la buena reputación de Santa Marta", explicó a Sputnik Nóvosti el popular guía turístico, que se reconoce "avergonzado" porque ahora tendrá que explicar el vandálico acto a sus clientes extranjeros.

La polémica fue tal que los noticieros de la ciudad incluyeron varios reportajes sobre el acto de vandalismo, el cual recordó irremediablemente al vandalismo que sufrió la escultura del poeta Carlos Drummond en la playa de Copacabana en diciembre de 2013.

La mutilación del monumento de Michael Jackson en Santa Marta podría afectar a la visita de turistas a la popular favela, escogida en 2008 para iniciar el programa de Pacificaciones mediante la instalación de la Unidades de Policía Pacificadora (UPP), convirtiéndose en la primera favela de Río de Janeiro libre del azote del narcotráfico.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario