OIJ continúa investigaciones de fraudes con “brujerías"


El tema de las posibles estafas de las que son objeto ciudadanos con consultas que en muchos casos resultan engañosas ante brujos, brujas, adivinos y hechiceros, siguen en “la mira” de las autoridades del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Según estadísticas oficiales del OIJ, en la Sección de Fraudes de San José, en el año 2013 se tuvieron 5 denuncias, en el 2014 aumentó y se recibieron 6, en los cuatro meses que llevamos del 2015, se contabilizan 2.

Y es que muchas veces, las personas cuando están en situaciones personales de desesperación, acuden a ese tipo de “consultorios” a veces invirtiendo mucho dinero, sin tener mayores resultados.

Precisamente hace unos días crhoy.com  publicó la acción emprendida por un ciudadano de apellido Morales, ante la Oficina de Iniciativa Popular de la Asamblea Legislativa. El Señor Morales preocupado por lo que percibe en Limón donde reside,  presentó un proyecto de ley  para regular entre otras cosas lo que él denomina: “práctica de brujería”.

Morales dijo a crhoy.com, que en su barrio, una vecina que venía sintiendo dolor de cabeza y pesadez en su cuerpo, visitó un conocido brujo de la zona, en apariencia, el brujo le dijo que la iban a curar, porque “ella tenía un maleficio que le había hecho un hombre”. El supuesto brujo le dio unos brebajes y le cobró.

Morales refirió que su vecina terminó sanándose de sus males físicos luego de visitar a un médico certificado que le dio medicamentos legales, y aunque se tomó los brebajes que le recetaron, no sabe qué ingirió, pero tampoco cree que le hubiesen ayudado en algo.

Morales también dijo a crhoy.com, que en Limón hay varias tiendas que venden artículos curativos para “males de amor y otras cosas”, de ahí que presentó la iniciativa en cuestión que aún no ha sido acogida por ningún diputado.

La psicoanalista Luz Tobón, acotó que muchas veces cuando las personas están vulnerables, sobre todo en épocas como las actuales donde se sufren muchas angustias y depresiones, piensan en acudir a esos lugares en donde supuestamente hay “soluciones o curas rápidas”. La profesional recordó que ninguna enfermedad de orden físico o sicológico se resuelve tan rápido, sino que se debe llevar un proceso. Es mejor aseguró, pensar en acudir a un profesional.

La Oficina de Protección y Defensa del Consumidor del Ministerio de Economía, recuerda constantemente a los ciudadanos que la ley es muy clara, sobre la información correcta y precisa que deben tener los usuarios sobre los productos, calidades y contenidos.

Sin embargo suele ocurrir que muchas veces que los “consultorios de brujos o brujas” y  los productos como pociones u otros similares, son informales, y entonces el denunciante con frecuencia no tiene un documento probatorio del asunto o engaño del que fue víctima.

Además en muchos casos también cuando las personas se percatan que fueron engañados e incluso estafados sienten un poco de pena o temor de presentarse ante las respectivas autoridades a denunciar las situaciones por las que pasaron.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario