Daesh destruye ciudad bíblica en Irak


Miembros del grupo terrorista Daesh (Estado Islámico) destruyeron la antiquísima ciudad iraquí de Nimrud, según información del Gobierno de Irak.

El ataque a esta ciudad es parte de una campaña sistemática para destruir sitios arqueológicos que según dice Daesh, promueven la apostasía.

Algunos de los tesoros culturales más importantes del mundo, incluidos los ubicados en la cuna de la civilización, están en áreas controladas por el grupo y a merced de extremistas empeñados en borrar toda la cultura e historia no islámica.

La violencia contra objetos culturales de valor inestimable que datan de hace miles de años ha provocado indignación en todo el mundo y acusaciones de delitos contra la humanidad.

Se cree que los milicianos están vendiendo artefactos en el mercado negro para financiar su sangrienta campaña en toda la región. La agencia cultural de Naciones Unidas, UNESCO, condenó las acciones como una "limpieza cultural y un crimen de guerra".

"Las bandas terroristas de Daesh continúan desafiando la voluntad del mundo y los sentimientos de la humanidad", afirmó el ministro de Turismo y Antigüedades iraquí, refiriéndose al Estado Islámico por su acrónimo en árabe.

"En un nuevo delito en su serie de ofensas temerarias asaltaron la antigua ciudad de Nimrud y la arrasaron con maquinaria pesada, tomando posesión de atracciones arqueológicas que datan de 13 siglos antes de Cristo", agregó.

Una fuente tribal local confirmó que el ataque había tenido lugar. "Miembros de Estado Islámico vinieron a la ciudad arqueológica de Nimrud y saquearon los objetos de valor que había en ella y después procedieron a allanar el terreno", dijo la fuente a Reuters.

"Solía haber estatuas y muros, así como un castillo que Estado Islámico ha destruido completamente", agregó. Los arqueólogos han comparado el asalto a la historia cultural iraquí con la destrucción por parte de los talibanes de los budas de Bamiyán en 2001.

En la región controlada por el grupo ISIS en Irak hay casi 1.800 de los 12.000 sitios arqueológicos registrados del país.

Entre los más importantes bajo control de los extremistas hay cuatro ciudades antiquísimas —Nínive, Kalhu (conocida como Nimrud por los asirios), Dur Sharrukin y Ashur— que en diferentes momentos fueron capital del poderoso Imperio Asirio.

El grupo ISIS ha tomado el control de la mayor parte del este y grandes regiones del norte de Siria, donde hay numerosos sitios arqueológicos. Los milicianos han saqueado sitios, excavado otros y destruido varias reliquias y estatuas de la era asiria como parte de su campaña por eliminar el paganismo.

La semana pasada yihadistas del Estado Islámico destruyendo artefactos antiguos en Irak, algunos de ellos también eran de una época bíblica. Un video publicado por el grupo muestra a los terroristas rasgando las cubiertas protectoras de los artefactos en un museo en la ciudad de Mosul.

También utilizaron taladros y martillos para romper varias estatuas y tabletas. Muchos de esos artefactos eran parte de la herencia cristiana de esa área. Mosul se encuentra en la antigua ciudad de Nínive, donde está la tumba del profeta Jonás.

Esta ciudad es predominantemente cristiana, donde la mayoría de los creyentes han tenido que huir tras las agresiones por parte de ISIS. (AP; mundocristiano.tv).

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario