« Ex » militares franceses junto a los yihadistas del EI


El ministro de Defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, confirmó en París las informaciones de Radio Francia Internacional. Según esa emisora una decena de «ex» militares franceses luchan actualmente junto a los yihadistas. El ministro francés afirmó que son casos extremadamente raros.

Lo interesante es que, al igual que en otros casos revelados anteriormente, si todos los «ex» militares franceses que se han unido a los yihadistas provienen de la Legión Extranjera o de la DGSE, el ministro de Defensa debería abrir una investigación administrativa para aclarar cómo es que los yihadistas logran reclutar miembros de los servicios armados franceses, cosa que no ha hecho.

Por nuestra parte, nosotros confirmamos que esos «ex» militares ya no siguen las órdenes del ministerio de Defensa sino que han sido asignados a la presidencia de Francia, a pedido del general Benoit Puga, jefe del estado mayor del presidente de la República (En la foto que acompaña esta información puede verse al general Puga junto al presidente Francois Hollande).

Es importante recordar aquí que, en febrero de 2012, 19 militares franceses fueron capturados en Siria cuando dirigían a los yihadistas del « Ejército Sirio Libre ». Y fueron liberados en dos grupos en el marco de un acuerdo político concluido con el entonces presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, cuando el Ejército Árabe Sirio liberó la localidad de Baba Amro, donde Francia había implantado un emirato islámico.

El almirante Edouard Guillaud, jefe de estado mayor de las fuerzas armadas francesas, quien se tomó el trabajo de recibir personalmente en la frontera libanesa a los primeros militares franceses así liberados, afirmó entonces que estos eran «ex» miembros de la Legión Extranjera. Pero los equipos de comunicación de la OTAN que tenían en su poder al ser capturados y los honores que les rindió el almirante demuestran la falsedad de tales afirmaciones.

En enero de 2014, Francia y Turquía armaron a al-Qaeda para atacar el Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL), como lo demuestra un documento presentado por el embajador sirio en la ONU –documento cuya autenticidad el embajador de Francia no se atrevió a desmentir. Se trataba entonces de impedir el plan estadounidense de creación de un Kurdistán independiente en Irak y en el norte de Siria.

Pero, como consecuencia de un acuerdo con Estados Unidos, en mayo de 2014 Francia cesó las hostilidades contra el EIIL y envió personal capaz de garantizar la dirección de las operaciones. En junio de 2014, el EIIL se convirtió en el Emirato Islámico (Daesh), proclamó el califato y emprendió una limpieza étnica que barrió toda una parte de Irak.

Durante los bombardeos de la coalición supuestamente conformada para luchar contra el Emirato Islámico, lo que en realidad buscaban París y Washington era obligar los yihadistas a retroceder hasta la línea que se les había asignado pero sin causarles pérdidas importantes. En todo caso, en noviembre de 2014 Estados Unidos aprovechaba esa operación para liquidar a David Drugeon, a quien la prensa estadounidense presentaba insistentemente como un oficial de la DGSE francesa incorporado a al-Qaeda.

Los últimos militares franceses muertos en combate contra el ejército de la República Árabe Siria cayeron en abril de 2014, cuando atacaban la localidad cristiana de Sadniyeh a la cabeza de una fuerza de al-Qaeda. Al terminar los combates, las tropas sirias encontraron una decena de cadáveres con la bandera francesa tatuada en un hombro.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario