La bestia de Gévaudan: Una siniestra criatura



Es el nombre de un extraño animal de aspecto terrible  que asoló la región de Gévaudan, en el actual departamento francés de Lozère, en el sur de Francia, entre 1764 y 1767, causando gran mortandad.

Los relatos de la época la describen como una criatura de gran tamaño parecido a un lobo, con pelo rojizo, cabeza grande,  cola larga y peluda y  lo más desconcertante, se decía que era capaz de imitar el comportamiento humano, esto es caminar en dos extremidades. Aunque en principio las autoridades sospecharon que se trataba de un lobo, los ataques no cesaron incluso tras abatir cientos de ellos. Miles de cazadores participaron sin éxito en las batidas, hasta que uno de ellos, Jean Chastel, abatió una rara criatura con una bala de plata en junio de 1767. Los restos, sin embargo, se descompusieron antes de ser analizados, así que nunca se supo cuál era su naturaleza. Coincidentemente tras  su muerte, cesaron los ataques, por lo que se cree que fuera precisamente la bestia buscada. Desde entonces, pasó a formar parte de la mitología del país, de la misma manera que es el monstruo de Lago Ness para los escoceses.  Si la historia de la Bestia de Gévaudan continúa siendo contada siglos después de su desaparición, es porque posee muchos misterios aun no resueltos. Principalmente, su naturaleza morfológica.

De hecho, ninguno de los animales cazados fue conservado. Si nos atenemos a un informe de la época, podría referirse a la descripción de un gran lobo de aspecto poco habitual. De todas formas, muchos testigos que acostumbran ver esos animales en sus campos, no lo reconocieron como un lobo, sino que lo denominaron directamente con el término “bestia”. En segundo lugar, muchos relatos sugieren una relativa invulnerabilidad de esta extraña criatura, indicando que a pesar de ser herida por una o más balas disparadas por los cazadores de buena reputación, aun así continuaba de pie. Los testimonios asimismo le atribuyen el poder de estar en varios lugares - con varios kilómetros de distancia - al mismo tiempo. Una característica de la Bestia que llamó la atención era su audacia. Cuando encontraba resistencia en alguna de sus víctimas, se alejaba unos pasos, y al ver que no era perseguida, atacaba. Además  era muy agresiva y ágil. Esta agresividad estaba caracterizada por el empeño que no siempre actuaba impulsado por el hambre. Su agilidad se atribuye a la habilidad de  poder saltar sobre las paredes, o subir por ellas, lo cual ningún lobo - o ser humano - puede hacer.

Se llegaron a proponer algunas hipótesis de los más audaces e imaginativas para explicar la naturaleza de la Bestia: Se trataría de un hombre-lobo, un híbrido de una especie desconocida, o quizás fue un extraterrestre venido del espacio exterior, como el que aparece en la película “Depredador”, sin embargo  es algo que nunca lo sabremos. Con su muerte, desapareció toda huella de él y solo nos queda conjeturar lo que en realidad fue.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario