La vida oculta de Hello Kitty


Que no os engañe su nombre y sus orejas puntiagudas. Si hacemos caso a las declaraciones de los propietarios de la compañía:

¡Hello Kitty no es un gato, ni nunca lo ha sido!

Así ha transcendido en el diario Los Angeles Times. Según la noticia, una experta que preparaba una gran conferencia sobre las tendencias relativas a fenómenos como Hello Kitty, fue severamente advertida por los propietarios de la compañía de que Hello Kitty no es un gato. Esta experta, aprendió también, mientras seguía con la preparación de su conferencia, que:

·        el nombre real de Hello Kitty es “Kitty White
·        y que es una niña británica que tiene una hermana gemela, de nombre Mimmy.

Hemos visto los juegos y juguetes de Hello Kitty para niños por todas partes. ¿Pero quién ha visto jamás a su hermana gemela Mimmy en toda su vida? ¿¿Quién??

Entonces… ¿Quién es Hello Kitty?

La realidad es que soy una de esas muchas personas que desconocían la verdadera historia de Hello Kitty, y lo cierto es, que a la mayoría de sus fans enfebrecidos poco les importa.

Pero es interesante conocer que Kitty nació en 1970, una época en la cual lo británico representaba la quintaesencia de una infancia idílica para las mujeres japonesas. Y por esa razón se creó este transfundo.

Pero la historia no acaba ahí. Kitty White, aparte de ser una feliz y pequeña niña con un corazón de oro, vive en Londres con su mamá, -la señora Mary White-, su papá -el señor George White- y su hermana gemela Mimmy White.

Entre las aficiones de Kitty se encuentra hacer bizcochos y galletas. Esta afición la ha heredado de su madre, la señora White, que prepara unas deliciosas tartas de manzana que disfrutan en familia.

Toda esta nueva información puede resultar muy chocante para todos aquellos acostumbrados a imaginarla como una simple gatita. Por ello, tras la polémica levantada los propietarios de la compañía parecen sugerir ahora que se trata solamente de un malentendido a causa de una mala traducción. En conversaciones con el Wall Street Journal, ha transcendido la afirmación, -un poco vaga por otra parte-, de sus creadores de que es complicado clasificar a Hello Kitty dentro de una exclusiva categoría, pero que sí podría ser considerada un gato antropomórfico, o dicho de otra manera “un gato hecho persona”.

Así que tras muchas sesudas consideraciones hemos llegado a la conclusión de que existen solamente dos vías para los contrariados fans de Hello Kitty:

Por un lado, si siempre has considerado a Hello Kitty una gatita y estás un poco descontento con las últimas revelaciones, probablemente no habrá problema en que en tu mente sigas pensando que es simplemente una gatita. Tú no lo digas muy fuerte y ya está.

Si por otra parte eres un fan dinámico y dispuesto a afrontar hasta los cambios más impactantes e inesperados, compra un billete a Londres y una de las maletas de viaje de Hello Kitty y lárgate a celebrar con ella a su ciudad su recién adquirida humanidad. ¿A qué estás esperando?

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario