La mujer que bajo de una nube


Sobre el año 1915 la vecina de la población cántabra de Lebeña, María Luisa Fernández de la Cotera recuerda que siendo niña su madre leyó en un periódico un suceso ocurrido en los montes de Bedoya o de Tresviso.

Según relata Se puso todo el cielo de color de tormenta  y de repente se desprendió una nube y bajo hasta tocar el monte para elevarse posteriormente. Esa nube había dejado una mujer muy pequeña, del tamaño de un recién nacido, renegrida, arrugada y flaca, completamente desnuda y con un pelo muy largo también.

Se acercaron allí y le preguntaban que quien era que quería ella no respondía nada más que llorar y suspirar y se limitaba a decir "¡Elí, Eíii, ven y llévame!

La gente que le rodeaba le decía ¿quieres comer, Quieres que te llevemos a casa? Pero esta se limitaba a mirar al cielo y repetir la misma frase.

Al atardecer volvió a bajar la nube y se la llevo.

Quien relata esta historia dice "Esto lo daban como noticia" aunque inmediatamente se contradice algo la testigo, "no se tampoco si lo contaban como un cuento o como algo que había pasado"

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario