¿Estamos preparados para el fin del mundo?


Tres millones de norteamericano s se preparan para sobrevivir a situaciones extremas: refugios antinucleares, aprendizaje de técnicas de supervivencia. He aquí una forma de vida cada vez con más adeptos.

Ciudadanos de cualquier edad, cultura, religión y profesión, se han unido a un insólito fenómeno conocido como survivalism o preppers, términos que traducimos como “survivalismo” o “preparacionistas”. Consiste en la acumulación de alimentos, medicinas, agua, armas y construcción de búnkeres con el único objetivo de salvaguardar la vida humana en la tierra. Esta fiebre de prevención se triplicó tras la matanza en un colegio de Newtown (Connecticut, EEUU) en diciembre de 2012 cuando el joven Adam Lanza asesinó a 27 personas, 20 de ellas niños. Su madre y él pertenecían a este fanático movimiento.

¿Estamos preparados para una gran catástrofe? Sucesos como el tsunami de Tailandia en 2004, el huracán Katrina en 2005 o el terremoto de Haití en 2010, son un ejemplo de que no. Las situaciones que se generaron tras dichos desastres pusieron en tela de juicio la seguridad de unos ciudadanos que lo perdieron todo en un abrir y cerrar de ojos. Su único cometido: sobrevivir. Y si para ello tenían que robar, saquear, pelear o matar, lo harían. La única ley que imperaba era la del más fuerte. Por ello y para evitar que se repitan situaciones tan dantescas, millones de personas en todo el planeta se disponen a planificar su vida en caso de que todo el sistema social, político y económico se venga al traste. ¿Qué ocurriría si dejasen de existir las normas preestablecida s, si ya no hubiese seguridad, ni valores, ni leyes que cumplir? El caos se apoderaría de todo y sólo sobreviviría aquél que impusiese sus propias reglas. Esta es la conclusión a la que han llegado los preppers o preparacionist as, movimiento con tintes religiosos extremos que tiene como finalidad hacer frente al futuro caos social y al previsible fin del mundo.

¿A qué se enfrentarían los Preppers?

Si navegamos por Internet nos encontramos con más cincuenta páginas oficiales donde los preppers instruyen a sus seguidores en el arte de la organización apocalíptica. Desde consejos para enfrentarse a una erupción volcánica, fabricar armas caseras o comprar generadores domésticos, hasta detalles de cómo curar a tus hijos en caso de accidente y convertir tu vehículo en un lugar seguro.


La web Piedmont Virginia Preppers explica a qué debacles podríamos enfrentarnos en un futuro no tan lejano. Por un lado, nos avisan de una posible WWL –siglas que se refieren a un mundo sin leyes tras la ruina social y económica–. Continúan con el término Teotwawki, es decir, el Apocalipsis o “fin del mundo tal y como lo conocemos”. Y por último aluden a un SHTF –literalmente se traduciría como “la mierda salpica desde el ventilador”– y que aludiría a desastres como huracanes, inundaciones, disturbios y motines.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario